Vislumbran «difícil» el servicio de deuda con China por 6.500 millones para el próximo año

La injerencia china en Venezuela es del orden de los $56.000 millones y las necesidades de financiamiento de Venezuela están por el orden de 10.500 millones para el 2019, señaló el economista Gorka Lalaguna, del equipo de investigación de Ecoanalítica.

1927
- Publicidad -

Aumentan las probabilidades de un default de Venezuela con China, su injerencia económica sobre el país es del orden de los 56.000 millones de dólares.

El economista Gorka Lalaguna, del equipo de investigación de Ecoanalítica y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, señaló en CNN Dinero que de cara al 2019, la tendencia de la producción petrolera venezolana cae 30 mil barriles por día al mes, lo que puede generar un colapso en los ingresos al punto que las necesidades de financiamiento de Venezuela para el año entrante, sean cercanas a 10.500 millones de dólares.

Explicó que este número en un contexto de crisis como la venezolana, con hiperinflación, niveles mínimos de importación, crisis migratoria, entre otros aspectos, servir una deuda cercana los 6.500 millones de dólares como lo presupuestado para enviar a China el año que viene, «suena difícil dado el contexto internacional y sobre todo petrolero».

- Publicidad -

Agregó Lalaguna que con la aceleración de la crisis, China ha cambiado la percepción de Venezuela y su mecanismo de auxilio. Recordó que en 2016 lejos de darle dinero fresco a Venezuela, le concedió un período de gracia que culmina en 2018 y no lo ha renovado.

«Lo que estamos viendo es un cambio en la percepción de China en lo que ha sido su desempeño y hay mucha mayor resistencia financiar directamente al gobierno de Maduro», dijo al explicar que están viendo «un gobierno que no puede sostener su macroeconomía».

El economista especificó que producto de los malos manejos del gobierno de Maduro, el país ha dejado de percibir al año 35.000 millones de dólares.

«Venezuela a pesar de ser un  aliado político central, deja de ser una inversión rentable y sólida como quizás lo era en el año 2008-2010, cuando se dieron los primeros préstamos al gobierno de Hugo Chávez», recalcó.

- Publicidad -