Confusión e inquietudes reinan entre la ciudadanía de cara a la reconversión monetaria

- Publicidad -

La desinformación, la confusión y las preocupaciones son la regla entre la ciudadanía común cuando solo falta una semana para que entre en vigencia la reconversión monetaria ordenada por el Gobierno nacional.

Los venezolanos han volcado en redes sociales sus inquietudes y críticas a la medida. Aunque estos pronunciamientos tienen diferentes matices, todos tienen un elemento en común: señalar la falta de preparación. Nadie entiende cómo la cotidianidad se desempeñará una vez que los billetes actuales dejen de tener validez, sin que hayan llegado al país las piezas nuevas.

Por eso, algunos ciudadanos están convencidos de que la reconversión no se dará el próximo 4 de junio, como está pautado. Otros, en cambio, si lo ven posible y expresan preocupación por lo que ocurrirá con el sistema de medios de pagos. Muchos piden que la medida sea pospuesta.

- Publicidad -

 

- Publicidad -