Trabajadores de tiendas fiscalizadas temen perder sus empleos

Rebajas impuestas ponen en peligro continuidad de negocios

1182
- Publicidad -

El cuarto día de las fiscalizaciones de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) implicó más incertidumbre sobre la estabilidad del personal de los comercios de Sabana Grande que fueron obligados a rebajar 50% los precios de los artículos. «El dueño no dice nada, pero tememos quedar en la calle si decide cerrar el negocio», dijo una trabajadora de una tienda de ropa interior que pidió no se mencionara su nombre.

Otros empleados, que también solicitaron el anonimato, expresaron su preocupación sobre si en enero continuarán trabajando. «Los guardias nacionales informaron que se mantendrán en el local hasta que se agote la mercancía, y si no queda nada para vender tampoco tendremos empleo», expresó un almacenista.

Una dependiente contó que muchas veces los consumidores se van sin comprar, además de que se toman su tiempo para revisar los artículos debido a los carteles colocados en la entrada en los que se advierte que no se devuelve la mercancía y que se labora hasta las 4:00 pm.

- Publicidad -

Ayer una veintena de comercios abrieron en Sabana Grande donde las colas eran moderadas. «Los empleados trabajan con mucha presión del público, los guardias, la Policía Nacional y la Sundde», indicó un propietario. Otro precisó que no puede cubrir el gasto del sobretiempo «si lo obligan a vender a pérdida».

Con información de El Nacional.

- Publicidad -