Canadá. EEUU y México buscan un acuerdo definitivo sobre el TLCAN

1170
- Publicidad -

Representantes de México, Estados Unidos y Canadá se reúnen desde este viernes en la capital mexicana para la segunda ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las conversaciones se realizan del 1 al 5 de septiembre luego del primer encuentro en Washington del 16 al 20 de agosto pasado, en el que se plantearon las directrices y los temas a discutir.

Los tres socios esperan concluir las conversaciones antes de fin de año para que no interfieran las elecciones legislativas de Estados Unidos y las presidenciales de México de 2018.

- Publicidad -

La ronda de negociación se realiza en medio de renovadas amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el acuerdo comercial vigente desde 1994.

“Tenemos que contemplar esa posibilidad” dijo este viernes a la cadena Televisa Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y quien ha participado en un diálogo del gobierno con el sector privado.

A Estados Unidos le exportamos con reglas TLCAN el 37% (de las exportaciones mexicanas), si llega a no existir el TLCAN (…) el impacto es en promedio 4% que tendríamos que pagar para exportar allá, lo que tenemos hacer inmediatamente es bajar costos a las empresas, meter incentivos a la exportación”, propuso.

Trump ha tildado al TLCAN como el peor acuerdo comercial jamás firmado y le achaca la pérdida de empleos en su país y el déficit de poco más de 64.000 millones de dólares que registra con México.

 

México espera lograr un buen acuerdo pese a las amenazas, aunque también ha trabaja en el plan B que contempla diversificar sus socios para reducir su dependencia de Estados Unidos, destino de 80% de sus exportaciones.

En las discusiones del TLCAN hay temas sensibles como la propuesta estadounidense de eliminar el Capítulo 19 del tratado referente a la solución de controversias, que el gobierno canadiense considera inaceptable y que el banco Scotiabank calificó como “una línea roja”.

 

- Publicidad -