Colectivos armados invadieron el inmueble número 134 en el norte de Caracas

1660
- Publicidad -

Caracas.- Las invasiones se reactivaron en Caracas. Al menos esto vivieron los vecinos de la parroquia Candelaria pasadas las 5 de la madrugada del lunes cuando cerca de 50 miembros de un colectivo y movimiento de pobladores invadió el primer negocio en el país de Benigno Luis Marcos, nada más y nada menos que el presidente de la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Garajes y Estacionamientos (Anpage).

La situación provocó protestas por más de cuatro horas en la parroquia Candelaria de Caracas, pues se trata de la expropiación número 32 en esta urbanización del municipio Libertador , y la 134 en el norte de la ciudad.

Por esta razón los vecinos salieron a defender el espacio, Estacionamiento Tracabordo, porque están cansados de la violación a la propiedad privada.

- Publicidad -

«Es una invasión ilegal. Candelaria no tiene estacionamientos y encima quieren tomarlos para hacer 70 viviendas en terrenos no aptos para eso. Se roban lo ajeno», alertó Carlos Julio Rojas, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria.

Al lugar llegaron funcionarios de la Policía Nacional a mediar entre los invasores, quienes solo gritaban que realmente son «pobladores», y los verdaderos vecinos de Candelaria, zona a donde llegaron inmigrantes españoles, portugueses e italianos a trabajar y a construir sus viviendas y negocios familiares en el lugar.

Ese es el caso de Benigno Luis Marcos, a quien nadie reconoció en medio de la manifestación, salió de su negocio y pasó desapercibido. A pocos metros de los enfrentamientos contó que hace 60 años levantó su estacionamiento entre las esquinas Tracabordo a Miguelacho de Candelaria.

«Desde julio de 2016 venimos enfrentando a los tomistas. El Gobierno anunció la expropiación de mi negocio el 1 de julio del año pasado. Hace tres meses vinieron a hacer los estudios de suelo y a pesar de que no son aptos harán apartamentos de la Misión Vivienda en el lugar», dijo.

Precisó que se trata además de un terreno de 3.500 metros cuadrados, que hace dos años estaba valorado en 9 millones de bolívares por metro cuadrado. En 2017, con la alta inflación, debe volver a valorarlo a ver si el Gobierno se lo cancela o lo deja seguir con su negocio.

Los colectivos obligaron a los conductores de Candelaria a retirar sus vehículos, pues no podrá estacionar más en el parqueadero Tracabordo, con capacidad para 160 puestos.

Es una política que viene aplicando el Gobierno Venezolano con la creación de la Ley de Expropiaciones por utilidad pública implementada en 2009 por el entonces presidente de la República Hugo Chávez.

Autoridades del Ministerio de Interior y Justicia llegaron al lugar para reunir a cada bando y tratar de llegar a un acuerdo conciliatorio. Esta acción fue rechazada por los residentes de Candelaria, quienes señalaron que no se reúnen con invasores.

Mientras que voceros del Movimiento de Pobladores indicaron que harán una obra en el lugar con financiamiento del Gobierno y con mano de obra de los mismos vecinos, la mayorías de otros sectores de Caracas, para vivir en la zona en apartamentos que levantarán en 4 edificios, de 5 pisos cada uno.

«No somos gente de mal vivir. Tenemos necesidades. Venimos de Petare, avenida Andrés Bello, Catia, Candelaria y otros sectores», aseguraron.

Lo cierto es que desde el inicio de las expropiaciones de estacionamientos, terrenos, edificios, hoteles y demás inmuebles en Caracas desde 2010, más de 300 en Caracas, a alrededor del 90% de los afectados no se les ha cancelado un centavo.

Muchos de estos propietarios ahora son vendedores de calle, recepcionistas, o recomenzaron un negocio distinto en tiempos de crisis económica. Otros simplemente no se dedicaron a generar más empleos en la ciudad.

 

- Publicidad -