¿Escuchará Miraflores? Esto recomienda Cedice para recuperar el país

1366
- Publicidad -

Subrayan necesidad de libertad económica, Estado de Derecho y responsabilidad fiscal

El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) alertó que «Venezuela sufre los embates de una economía centralmente planificada que intenta mantenerse a flote a través de incremento del gasto público, controles, regulaciones y dádivas a la ciudadanía».

«Los fracasos de estas políticas se han repetido sin excepción alguna en el mundo entero, y ahora son nuevamente palpables en Venezuela. Cuando los gobiernos pretenden regular cada actividad y transacción imaginable, ignorando que los individuos pueden identificar mejor que un burócra- ta distante sus preferencias y necesidades, tarde o temprano sumergen a la ciudadanía en el caos la escasez y la pobreza», expresa el centro de investigación, de pensamiento liberal.

- Publicidad -

Por eso, presenta una agenda que incluye sugerencias sobre algunas de las medidas que «deben tomarse en el país para lograr que Venezuela termine de entrar en el siglo XXI, como una socie- dad moderna, con una economía pujante que optimice la calidad de vida».

Estado de Derecho:

  • Garantizar la independencia y el equilibrio de los Poderes Públicos: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Electoral y Moral.
  • Garantizar que la actuación de los Poderes Públicos no conculque las libertades individuales, políticas, económicas o religiosas, a través de leyes y/o decretos diseñados para favorecer a grupos de interés o individuos que pretendan ser privilegiados.
  • Sanear el sistema de justicia en el país, como garante último del cumplimiento del debido proceso y la protección a los derechos y libertades de la ciudadanía. Esto implica, entre muchas otras medidas, el respeto a la carrera judicial y garantía de la estabilidad y titularidad de los jueces.

Libertad económica y crecimiento:

  • Reinstaurar el respeto y las garantías a la propiedad privada y resarcir los daños ocasionados por su conculcación a aquellos particulares afectados.
  • Desmontar los controles de precios y todo su aparataje burocrático, que han generado la escasez en Venezuela (como ha sucedido en otras partes de mundo), reemplazándolos por la libre competencia, la reducción de barreras arancelarias y el establecimiento de condiciones que eviten los monopolios estatales o privados.
  • Reinstaurar la libertad cambiaria en el país, abandonando el sistema de cambios múltiples que existe actualmente y permitiendo el libre flujo de divisas, lo que garantiza y facilita tanto la importación (de la que en una primera etapa depende buena parte de la actividad económica de Venezuela) como la producción nacional, a través de la compra de los elemen- tos necesarios para emprenderla.
  • Revertir el decreto de inamovilidad laboral y flexibilizar la legislación en la materia, ya que el mismo reduce las oportunidades de empleo y desincentiva la producción nacional.

Responsabilidad fiscal y eficacia del Estado:

  • Aumentar la eficiencia del Gasto Público Social (GPS), al redireccionarlo a los sectores verdaderamente desfavorecidos (clases socioeconómicas D y E).
  • Reestablecer la disciplina monetaria restringiendo la emisión sin respaldo y el endeudamien- to público, para lograr volver a la moneda fuerte que fue el bolívar en el pasado.
  • Retomar la descentralización como bandera y restituir competencias a gobiernos regionales y locales en materia como infraestructura, vialidad y seguridad, a fin de hacer más eficaces estos servicios.
  • Lograr el apoyo del sector privado e incentivar su participación en la solución de problemas públicos como la salud, la educación y la seguridad social, emulando los modelos exitosos de nuestro continente y del mundo.
- Publicidad -