Presionar para resolver la crisis económica debe ser prioritario para la nueva MUD

1029
- Publicidad -

«Lamentablemente la crisis económica está siendo utilizada por el gobierno como un arma política, y en eso la MUD puede hacer mucho para que la crisis política se separe de lo económico».

La opinión corresponde a Alfonso Riera, primer vicepresidente de la Cámara de Comercio y los Servicios (Consecomercio), al ser consultado sobre la significación que podría tener la reestructuración de la alianza opositora anunciada este viernes.

alfonso-riera

- Publicidad -

Para Riera, tanto el sector privado como el mismo gobierno tienen claro qué se debe hacer para remediar la aguda crisis económica que vive el país, pero al Ejecutivo le conviene mantenerla pues de esta manera tiene control político del país.

«La MUD no puede hacer cambios económicos, pero sí puede hacer peso para que quien debe hacerlos, los lleve a cabo«, dijo Riera, quien agregó que ningún gobierno o régimen, incluso aquellos de corte comunista, se han percatado de que para lograr bienestar de la población es necesario contar con el sector privado.

En este sentido, Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Caracas, cree que la economía necesita mucho más que una promesa de reestructuración para retornar a la perdida senda del crecimiento en medio de la peor crisis histórica de la que se tiene conciencia.

«Hasta ahora los lineamientos económicos de la MUD no han sido muy claros en materia económica. Tampoco desde la Asamblea Nacional se ha propuesto nada concreto pues los planteamientos han sido muy estatistas, burocráticos e intervencionistas», dijo, citando como ejemplos la recién aprobada Ley de Producción o las faltas de propuestas sobre una reestructuración de la Ley del Trabajo.

Maldonado señaló que esta reestructuración de la alianza opositora busca recuperar la credibilidad y reputación perdida por: no haber sabido aprovechar la ventaja de la derrota infringida al chavismo en las elecciones parlamentarias, la no realización de referendo revocatorio y el fracaso de la mesa de diálogo.

Por su parte, Fedecámaras, Francisco Martínez, declinó opinar sobre el tema por considerar que el tema MUD no es un aspecto que compete a los gremios económicos nacionales, tomando en cuenta que ambos aspectos de la vida del país deben discurrir por caminos distintos.

- Publicidad -