Inicio » Archivos por sección » Carta Semanal

Zona Privada ¿Qué está haciendo la oposición?

Aunque las encuestas favorecen a la alianza de cara a las parlamentarias, hay desconcierto por la inacción para buscar condiciones electorales más justas

Zona Privada Lo que está por venir

Las modificaciones a los cupos viajero revelan la grave situación de las finanzas del país y son un anticipo de lo que viene

Zona Privada ¿Un as bajo la manga?

Venezuela se ha centrado en recoger pronunciamientos y firmas contra el decreto de Obama, mientras Washington también ha desplegado sus armas diplomáticas y podría darle a Maduro una sorpresa

Zona Privada La punta del iceberg

Las recientes denuncias de presunta corrupción por parte de funcionarios venezolanos parecen ser solo
el inicio de una oleada de señalamientos de mal manejo de fondos públicos

Zona Privada Luz para la calle…

Venezuela está pagando puntualmente sus compromisos externos, mientras mantiene restringidas las asignaciones de divisas para las necesidades internas de la economía

Zona Privada ¿Amenaza inusual y extraordinaria?

La orden ejecutiva de Barack Obama sobre Venezuela abre la puerta a una radicalización del Gobierno y a medidas de EEUU que podrían afectar a todos los venezolanos

Zona Privada ¿Hacia dónde vamos?

En un escenario económico difícil y con creciente conflictividad social el Gobierno está empeñado en llevar a Venezuela hacia el socialismo, mientras la oposición intenta evitarlo

Zona Privada Con mal arranque

En sus primeros días el Simadi no ha generado confianza en el mercado debido a la lentitud para arrancar operaciones, una tasa que no fluctúa y un volumen “marginal” de liquidaciones

Zona Privada ¿Una devaluación marginada?

El lanzamiento del Simadi no promete mayores cambios respecto a los anteriores mecanismos cambiarios, pero sí promete que se multiplicarán los problemas que atraviesa el sector privado y la economía del país

Zona Privada Mostrando los dientes

El Gobierno está fajado en una lucha encarnizada con el sector privado, pero al mismo tiempo busca generar confianza a través de la promesa de un nuevo sistema cambiario