El Bolívar fue la gran víctima del socialismo del siglo XXI

"El que el bolívar haya sido pulverizado, consecuencia del descontrolado gasto público, implica que ya no cumple su función de instrumento de intercambio, por eso el dólar se ha convertido en la respuesta. Pero no toda la población tiene acceso suficiente a los dólares para hacer el intento de satisfacer sus necesidades básicas. Todo esto en medio de una muy complicada situación con las empresas prestadoras de servicios básicos (agua, electricidad, gas) que están bajo el dominio del gobierno central, que entre la ineficiencia y la corrupción ha dejado indefensos a los ciudadanos"

0
502
- Publicidad -

El socialismo del siglo XXI, ese modelo político con el que el chavismo vendió la utopía de acabar con la desigualdad en toda Venezuela, derivó en la destrucción de los servicios públicos de un país entero.

Los 4 millones -casi 5- de emigrantes repartidos por Latinoamérica, Europa y Miami son otro de los resultados más evidentes de un país con seis años, y contando, en recesión económica.

La socióloga Ana María Carrasquero alegó a Descifrado que “el derecho de propiedad de los venezolanos, la libertad y las garantías para producir y adquirir y/o comercializar bienes y servicios, así como un bolívar fuerte, fueron las víctimas del socialismo del siglo XXI”.

- Publicidad -

Recordó las cifras de ENCOVI, “hoy tenemos una sociedad con 89% de pobreza”.

“Existe un atentado diario contra los medios de subsistencia de la población. La planificación centralizada es un mecanismo para imponer el control y el dominio de la población”, alertó.

“El que el bolívar haya sido pulverizado, consecuencia del descontrolado gasto público, implica que ya no cumple su función de instrumento de intercambio, por eso el dólar se ha convertido en la respuesta. Pero no toda la población tiene acceso suficiente a los dólares para hacer el intento de satisfacer sus necesidades básicas. Todo esto en medio de una muy complicada situación con las empresas prestadoras de servicios básicos (agua, electricidad, gas) que están bajo el dominio del gobierno central, que entre la ineficiencia y la corrupción ha dejado indefensos a los ciudadanos”.

Y, maniatado por la falta de producción nacional y sancionado por los EEUU, el régimen de Maduro se ha visto obligado a darle un respiro a la economía al “olvidarse” del control de precios y tolerar implícitamente las operaciones con divisas, principalmente con dólares, para moderar el impacto de la crisis humanitaria que aqueja a Venezuela.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -