Los Objetivos de Desarrollo del Milenio: otro desafío para las empresas

Los ODM son ocho objetivos de desarrollo y de lucha contra la pobreza, recogidos en la Declaración del Milenio (2000) de Naciones Unidas, que 189 países se comprometieron a alcanzar en 2015.

0
1554
Manaure-Quintero (Referencial)
- Publicidad -

DAVID SOMOZA MOSQUERA

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son una desafiante hoja de ruta que está perfectamente marcada. Para las empresas contribuir a la consecución de esos objetivos, que están claramente establecidos, representa ciertamente un desafío.

Los ODM son ocho objetivos de desarrollo y de lucha contra la pobreza, recogidos en la Declaración del Milenio (2000) de Naciones Unidas, que 189 países se comprometieron a alcanzar en 2015.

- Publicidad -

En los últimos años han surgido distintas maneras de concebir una empresa y de allí que sus políticas sintonicen con algún aspecto relacionado con los ODM, desarrollando e impulsando acciones que combinen el efecto social y ambiental con el retorno económico.

De interés: Fedecámaras: “no es posible que la electricidad este en una pugna ideológica, hasta un punto de venta depende de eso”

Al comienzo las empresas pusieron en práctica su contribución a través de la acción social. Las colaboraciones ahora pueden ser más sofisticadas. Algunas compañías integran los Objetivos del Milenio, en mayor o menor medida, en su estrategia teniendo en cuenta diversos factores como el contexto, el sector, los ciudadanos y el ambiente.

En este caso, las empresas se afianzan su capacidad de compromiso e innovación y ponen el acento en crear alianzas para lograr un objetivo compartido, en las que los actores involucrados cooperan a partir de sus competencias y capacidades.

Ante ello, surge una pregunta: ¿por qué deben las empresas contribuir a los ODM? Pues son varias las consideraciones a tener en cuenta, según los expertos Maria Prandi y Josep M. Lozano, quienes en su publicación “¿Pueden las empresas contribuir a los Objetivos de Desarrollo del Milenio? Claves para comprender y actuar”, exponen varias razones.

1- “Sin la colaboración del sector privado, los ODM serán difícilmente inalcanzables.

2- “Pueden generar nuevas oportunidades de negocio y aumento de beneficios.

3- “Permiten blindar la reputación y el liderazgo social a escala global.

4- “La empresa se compromete con sus impactos en el área de lo social produciéndose un retorno en la sociedad en la que opera.

5- “El compromiso con los ODM es un factor más de la puesta en práctica de su política de Responsabilidad Social Empresarial.

6- “La empresa pasa del concepto de ‘beneficio’ al concepto de ‘co-beneficio’.

7- “Mejora la calidad de la relación con los actores involucrados y las comunidades locales.”

Es conveniente para las empresas que se sumen a contribuir a los Objetivos del Milenio crear una nueva cultura organizativa que conlleve a construir nuevas maneras de relacionarse con la sociedad, sin obviar la rentabilidad del negocio. De manera que los ODM indican a la empresa un camino hacia una nueva creatividad empresarial.

Un ejemplo es Purolomo, que se ha caracterizado por generar iniciativas que permitan contribuir con el logro de varios Objetivos del Desarrollo Sostenible, que suponen una continuación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Hemos reconocido el papel imprescindible que juega la empresa para alcanzar lo establecido en la Agenda 2030; estableciendo compatibilidad armónica entre desarrollo sostenible y la generación de beneficios económicos y de valor para Purolomo.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -