Docente venezolana alegó que debe “estirar y estirar” sus ingresos

Para completar sus ingresos, empezó a impartir clases particulares a hijos de vecinos y compañeros de trabajo que tenían dificultades con sus estudios por las que cobraba 20.000 bolívares (alrededor de $0,7)

0
385
La maestra Liliana del Valle se queja de que su sueldo no le basta
- Publicidad -

Para Liliana del Valle, maestra de 38 años, la vida en la Venezuela de la crisis económica de 2019 se resume en “estirar y estirar” sus ingresos.

Con los 150.000 bolívares mensuales (unos US$5 al cambio) que le pagaban en una escuela pública en la zona de La Quebradita, en Caracas, “había que hacer milagros” porque no le alcanza ni para adquirir dos kilos de pollos.

De interés: Sepa cuántos dólares necesitará para estrenar una camisa y un pantalón este #24Dic

- Publicidad -

Se queja de que las bolsas CLAP, alimentos subsidiados que entrega el gobierno, no siempre llegaban y de que tampoco son suficientes las ayudas que recibe a través del Carnet de la Patria, una polémica tarjeta implantada por el gobierno de Maduro que se exige para percibir los beneficios.

Gracias a esa tarjeta llegó este mes el bono llamado “Paz y felicidad”, unos 90.000 bolívares (poco más de US$3). “Cada 4 o 5 meses recibo un pollo“, cuenta a BBC Mundo.

Más información: Inflaciómetro de Caracas: Familia de 3 integrantes necesita más de $350 al mes para cubrir gastos esenciales

Para completar sus ingresos, empezó a impartir clases particulares a hijos de vecinos y compañeros de trabajo que tenían dificultades con sus estudios por las que cobraba 20.000 bolívares (alrededor de $0,7).

“Hay una enorme diferencia para los que tienen dólares. Uno ve que andan más desahogados”

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -