Pérdidas de hasta 10.000 dólares generan los apagones en empresas

Recalcó que además del problema eléctrico, existen otros factores que impiden el crecimiento, como lo es el caso de los impuestos aduaneros tanto para la exportación como la importación

0
391
A private security guard stands close to the entrance of a parking garage during a blackout in Caracas, Venezuela July 31, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
- Publicidad -

Una hora que una empresa esté paralizada por fallas en el servicio eléctrico puede generar una pérdida para la misma que va desde 1.000 dólares hasta 10 mil, entendiendo que si en una factoría se paraliza la producción por espacio de una hora, prácticamente se perdió el día de trabajo.

Así lo explicó Bernardo Calvo, presidente de la Cámara de Comerciantes e Industriales del estado Miranda, quien indicó que en zonas como Guarenas – Guatire la contabilidad de las mermas son llevadas por las propias empresas a lo interno.

Vale acotar que dicho eje mirandino es uno de los más afectados por la falta de suministro de energía.

- Publicidad -

“Dependiendo del tamaño de la empresa cada hora puede costar entre mil y diez mil dólares, eso es un monto elevado para las que están operativas. Es el costo de pérdida posterior, ya que se menoscabó la planificación (que es un costo no ponderado que afecta considerablemente la productividad de la empresa). Esto se convierte en un efecto dominó”, dijo.

Lea además: Aumentan a 50 millones de bolívares transacciones por punto de venta

Explicó que en el estado Miranda en los últimos dos años han cerrado unas 200 industrias y solamente en los Valles del Tuy un 80% ha bajado sus santamarías. El problema de la electricidad es básico para las factorías. “Sin una estabilidad eléctrica es imposible ser competitivo a nivel internacional, que es lo que está buscando el país: que se promueva la exportación multisectorial”.

Recalcó que además del problema eléctrico, existen otros factores que impiden el crecimiento, como lo es el caso de los impuestos aduaneros tanto para la exportación como la importación.

Existe una especie de respuesta por parte de algunos entes, que al final se convierten en paliativos. Puso como ejemplo a la gobernación del estado Miranda. “El gobernador ha hecho algunos esfuerzos para servir como salvoconducto para algunas industrias que tienen clientes para la exportación, sin embargo la efectividad y la receptividad para algunas empresas no ha sido tan amplia como la esperábamos.

Si existe una oficina de la gobernación, que nos permitiría impulsar el proceso aduanero como una especie de protección contra las restricciones que imponen tanto el Seniat como la GNB; sin embargo, los costos portuarios como Bolipuertos que se han quedado pegados en costos elevadísimos, no permiten ser competitivos a nivel internacional”.

Con información de 2001

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -