Irán dispuesto a asumir política de máxima producción petrolera

La política del Ministerio de Petróleo iraní sería la de máxima producción si Estados Unidos levanta las sanciones impuestas a su industria petrolera

0
485
- Publicidad -

Frente al ataque con drones  al campo petrolero saudí el Ministro de Petróleo de Irán, Biyan Zangané informó que están dispuestos a sumir una política de máxima producción de crudo si Estados Unidos levanta las sanciones a la industria petrolera del país, según informó la agencia de noticias oficial del Ministerio Shana.

Aseguran que “la política del Ministerio de Petróleo iraní sería la de máxima producción en caso de que Estados Unidos levante las sanciones que tiene impuestas a la industria petrolera del país”.

Las tensiones entre Teherán y Washington han aumentado desde que Trump se retiró del acuerdo nuclear de 2015 y volvió a imponer sanciones contra Irán.

- Publicidad -

Lea también:  Mike Pompeo responsabiliza a Irán por ataque a campo petrolero saudí

El presidente de los Estados Unidos  ha amenazado con castigar aplicando sanciones a cualquier país que importe petróleo de Irán, lo que ha provocado una caída de más del 80 por ciento en sus exportaciones de petróleo.

El Ministro de Petróleo de Irán expresó   “nuestra industria petrolera está viva, está activa. Las sanciones de Estados Unidos no pueden detener las exportaciones de petróleo de Irán”.

Desde que abandonó el acuerdo en 2018, Trump ha seguido una política de “máxima presión” para tratar de forzar a Irán a mantener conversaciones más amplias para restringir su programa de misiles balísticos y poner fin a su apoyo a las fuerzas del poder en todo Oriente Próximo.

Irán, que poco a poco ha ido incumpliendo el acuerdo nuclear en represalia a las sanciones estadounidenses, ha amenazado con nuevas violaciones a principios de septiembre a menos que se reduzcan las sanciones.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

Con información: ElEconomista.es

- Publicidad -