Hiperinflación desapareció tres billetes en menos de un año y amenaza con llevarse más

A lo que el ciudadano se pregunta: ¿vendrá otra reconversión?, ¿otro aumento de sueldo que se lo comerá la inflación?, ¿cuál será la medida económica que tomará el Gobierno esta vez?

0
388
BBC Mundo / Boris Miranda
- Publicidad -

El 20 de agosto del 2018, fue publicado en Gaceta Oficial N° 41.446, Decreto N° 3.548 una nueva reconversión monetaria. La misma consistió en la supresión de cinco ceros a la escala monetaria. Para aquél entonces el gobierno aseguraba que la medida económica frenaría la inflación, en el contexto del “Plan de Crecimiento y Recuperación Económica”. Sin embargo, el tiempo demostró todo lo contrario.

Un año después de dicha reconversión los billetes de menor denominación del nuevo cono monetario desaparecieron. La causa: la hiperinflación.

Los ciudadanos de a pie denuncian que con esas piezas, ni hablar de las monedas, no podían ni comprar un caramelo en un kiosco. “Esos billetes no tardaron ni tres meses en desaparecer. No servían para nada. Solo los chóferes de transporte público los aceptaban. Hasta que empezaron a dejar de quererlos”, contó Julio Antúnez.

- Publicidad -

En el 2018 ya la inflación se había apoderado de la economía del país, en un intento por frenarla se les ocurrió quitarle cinco ceros a la moneda. 100 mil bolívares de ese entonces pasaron a ser 1 Bolívar Soberano. Diez meses después, el Banco Central de Venezuela (BCV) anunciaba la vuelta a escena de tres ceros con  nuevos billetes, esta vez de diez mil, veinte mil y cincuenta mil bolívares. Lo que se traduce en el fracaso de la reconversión del 2018.

“En aras de optimizar el efectivo, el BCV debería dejar de emitir los billetes de baja denominación y centrase en los billetes de 200, 500 y estos nuevos tres”, advertía el economista Asdrúbal Oliveros, para quien “el inconveniente más significativo es que no se facilitan transacciones pequeñas y puede generar un redondeo hacia arriba, algo común en procesos como este, y que momentáneamente presionar inflación”. Esta sería una explicación de la constante alza en los precios, aunado a otros factores como la dolarización informal y la falta de producción nacional.

“Sin duda, esta nueva medida que aumenta nominalmente 99 veces el valor del billete de mayor denominación, de 50.000 bolívares, tendrá que generar presiones alcistas de algunos precios rezagados, porque de lo contrario, será muy complicado gestionar los pagos de actividades cotidianas. ¿Cómo se paga un pasaje de 700 bolívares con un billete de 10.000, por ejemplo? Y si es de 20.000 o 50.000 será más complicado aún”, señala el economista César Aristimuño, en un artículo publicado en el portal Banca y Negocios.

Leer también: Guerra calificó como “fracaso total” Programa de Recuperación Económica de Maduro

“Si voy a echar gasolina, los que atienden se ríen si les doy un billete de 200, que ahora es el menor que aceptan,  porque con eso ni un pasaje”, añadió Antunez.

Billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares eran el nuevo cono del 2018. De ellos, los seis primeros salieron de circulación incluso antes de llegar al año, debido a que su valor es nulo.

Ahora las nuevas piezas de Bs. 10.000, 20.000 y 50.000 son un problema para usarlos. Porque ¿cómo se paga un pasaje?, ¿quién tendrá vuelto?. Con el billete de mayor denominación pagan un sueldo mínimo y el trabajador tendría que dar vuelto.

“El sueldo se convirtió en sal y agua. Ya la moneda venezolana no funciona ni en Venezuela. Por eso en la frontera los billetes los usan para hacer artesanía y venderlas en pesos o divisas. Porque ese papel es solo eso: papel. Aquí se implantó una dolarización de facto que el Gobierno debe entender y tomar medidas al respecto para que podamos vivir dignamente”, explicó Lucía Lorenzo, trabajadora de la administración pública.

Los billetes que aún sobreviven a la hiperinflación: de Bs. 200 y 500, ya no son aceptados en algunos comercios. Solo los reciben, por ahora, en las estaciones de gasolina, transporte público y algunos vendedores informales. Otros se pueden observar rotos en las aceras. Símbolo inequívoco de su pronta desaparición.

A lo que el ciudadano se pregunta: ¿vendrá otra reconversión?, ¿otro aumento de sueldo que se lo comerá la inflación?, ¿cuál será la medida económica que tomará el Gobierno esta vez?

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -