Semestre económico para el olvido, sin señales de mejoría para fin de año

A la fecha, el Gobierno aún sigue sin tomar medidas concretas para acabar con la hiperinflación y detener la caída del Producto Interno Bruto (PIB).

0
613
billete de 100 mil
AFP / FEDERICO PARRA
- Publicidad -

Venezuela atravesó este 2019 su peor semestre de la historia y los economistas auguran que en los próximos cinco meses el deterioro va a seguir profundizándose si el Ejecutivo sigue sin tomar medidas estructurales, profundas y si no se produce un acuerdo político.

A la fecha, el Gobierno aún sigue sin tomar medidas concretas para acabar con la hiperinflación y detener la caída del Producto Interno Bruto (PIB). En el mismo ámbito se sigue sin concretar estrategias para evitar el drástico descenso de la producción petrolera nacional que hoy apenas ronda los 700.000 barriles y a tocado picos mínimos de 400.000 barriles/día, según declaró recientemente el propio ministro para el Petróleo y Minería, Manuel Quevedo, de acuerdo con trabajo publicado en el diario Panorama.com.ve.

“El gobierno sigue tomando medidas aisladas y sin sentido. Aumentando el sueldo que nada hace con frenar la hiperinflación. El poder adquisitivo del venezolano sigue cayendo cada día y sin hacer frente al demoledor paso del dólar oficial y el paralelo (…), el ingreso de divisas es menor por la producción de crudo. Apenas este año ingresarán a las arcas de la tesorería unos 10.000 millones si sigue bajando la producción de Pdvsa, eso sin contar que las sanciones hacia la estatal petrolera arreciarán en los próximos meses”, dijo el economista Carlos Javier Maldonado.

- Publicidad -

No deje de leer: Venezolanos explotan sus talentos para poder ganar en divisas

En la actualidad, la caída en el ingreso de divisas ha obligado a una fuerte reducción de las importaciones y las empresas privadas producen a “media máquina” y muy pocas se mantienen abiertas porque no tienen suficiente materia prima e insumos.

En el primer semestre, el dólar paralelo agarró impulso y todo apunta a que durante lo que resta de 2019, el precio de la moneda estadounidense va a aumentar a mayor velocidad, tendiendo un serio impacto en el valor de rubros y servicios, la mayoría ya “dolarizados”.

El economista y profesor de la UCV, Luis Joaquín Fernández, es otro de los que se mostró “poco optimista” para lo que se verá en los próximos meses en materia económica.

“La economía venezolana seguirá en fase vegetativa, aunque se han dado señales que la inflación está en una fase estacionaria y eso se refleja en los precios de los artículos. Pero, lo que más preocupa es el descenso de la producción petrolera que ya está en vías a tocar los 500.000 b/d, a esto se le suma la muerte de los créditos en las entidades bancarias, la caída de las importaciones, el impacto de las sanciones de Estados Unidos y la inestabilidad política. Todo esto es un cóctel nefasto que mantiene paralizado el desarrollo y avance de Venezuela”.

El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, aseguró que el fenómeno de la dolarización sigue latente y podría permanecer por más tiempo. “Hay una dolarización espontánea y caótica de la economía que seguirá profundizándose”, expresó recientemente.

“Avanza la dolarización transaccional, informal, de facto: El 40% de las transacciones que se realizan en Venezuela se pagan en moneda extranjera, un volumen ocho veces mayor al registrado en 2012. Es una consecuencia de la hiperinflación, pues la gente se refugia en una moneda estable como el dólar y además de la facilidad para hacer las transacciones. El problema es que la dolarización desordenada no te saca de la hiperinflación sino que genera un sistema de exclusión brutal entre la minoría que tiene divisas y la mayoría que se empobrece en bolívares”, dijo en sus redes sociales.

Sobre la inflación aseguró, esta vez en un programa radial, que “este año podemos tener una menor inflación que la de 2018, pero vamos a tener una contracción muy superior. El freno que se le metió a inflación se hace a costa de una economía que se hunde mucho más, eso tiene un efecto muy duro para las personas y el sector empresarial”.

Oliveros agregó que “esta economía está hundida y necesita divisas. Sin divisas la capacidad de recuperación es limitada, con poco margen. No tienes liquidez externa y capacidad de generarla, la segunda fallas es la estructura de las sanciones de EE UU y muchos países no quieren trabajar con Venezuela. Por últimos, los agentes económicos no creen que la cosa se esté resolviendo y la percepción de precios a futuro es elevada”.

Lea el trabajo completo en Panorama.com.ve.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -