El dólar podrá llegar a 8.000 bolívares en julio y agosto

Los precios seguirán el ritmo de la inflación. Se aprecia que los precios de los alimentos, salvo pocas excepciones, bajan. Ha bajado, eso sí, la ropa porque es lo que menos se adquiere. Y en cuanto al calzado, el de menor calidad. Pero, los servicios siguen disparados

0
1425
- Publicidad -

Desde enero a la fecha el BCV ha emitido un billón de bolívares cada mes, en cinco años han cerrado 3.500 agencias bancarias,  apenas hay siete mesas de cambio aunque existen 24 bancos y la gente prefiere el mercado paralelo porque éste tiene disponibilidad de dólares.

Debido a la necesidad que tienen los comerciantes de renovar sus inventarios para los días navideños, el dólar podría llegar a los ocho mil bolívares en julio y agosto, según la apreciación del Dr. Orlando Zamora.

El ex jefe del Departamento de Riesgos del Banco Central de Venezuela y asesor financiero, entrevistado para el impulso.com, manifestó que las mesas de cambio no se han desarrollado como esperaba el gobierno por las mismas regulaciones que el BCV ha impuesto a la banca.Apenas hay siete mesas de cambio, ya que la gente prefiere acudir al mercado paralelo porque existe mayor disponibilidad de dólares.

- Publicidad -

Zamora dijo que la banca está asfixiada por las medidas que en su contra ha tomado el Ejecutivo Nacional y es por ello que en el curso de los últimos cinco años hayan sido cerradas 3.500 agencias en todo el país.

En cuanto a la hiperinflación, ésta no ha sido combatida, ya que no han sido tomadas las medidas pertinentes. El Banco Central ha emitido desde enero hasta el presente, un billón de bolívares cada mes.

El BCV no dispone de dólares

Desde agosto del año pasado, explicó,  el Ejecutivo Nacional decidió que el mercado del dólar fuera libre, pero el Dicom  siguió controlado por el Banco Central de Venezuela, sencillamente porque éste no disponía de ese tipo de moneda. Luego el BCV informó que no iba a  intervenir, pero poco después se contradijo cuando manifestó que sí lo haría  precisamente en momentos en que se pensaba que el sector bancario canalizara  todas sus operaciones.

Las mesas de cambio

El gobierno estableció el mecanismo de las mesas de cambio, que no son otra cosa que un grupo de funcionarios de un banco operen a través de las líneas telefónicas con las entidades bancarias afiliadas.

Pero, no todos los bancos han respondido, ni siquiera los grandes que son los que tradicionalmente están a  la vanguardia.  Y es por eso que se han dedicado a hacer transacciones en efectivo.  En otras palabras, se trata de un mercad seco. Y, en consecuencia, la gente canaliza sus operaciones en el mercado ilegal, más conocido como paralelo.

Se suponía que al declararse  el mercado libre, el dólar se iba a disparar; pero, se  ha mantenido a seis mil bolívares por dólar.

Encajes elevados

Una de las decisiones más serias que ha tomado el Ejecutivo fue cuando obligó a los bancos  a mantener  los encajes demasiados altos: 57 por ciento para el encaje ordinario, que corresponde a los depósitos; y 100 por ciento para el extraordinario, que se relaciona con los recursos que no pueden ser movilizados. Sin embargo, los bancos tienen poco dinero para sus operaciones.

Apenas le queda poco para dar crédito, pero como se observa ya no los están otorgando porque por lo general unos bancos deben solicitar a otros recursos para seguir sus actividades. Aún más, la tasa overnight ha estado muy alta, ya que estuvo al nivel el 136  por ciento, aunque bajó un poco; pero, sigue siendo excesivamente elevada.

Con esa política, pretendía el gobierno parar la hiperinflación. Los resultados parecían satisfactorios hasta hace casi dos semanas.

El dólar cobrará más fuerza

Para Zamora, la situación que se presenta no es nada agradable. Porque  ya vemos que el dólar comienza a agarrar fuerza y en estos días ha llegado a los 7.500 y hasta superado ese punto.

Y la tendencia es que siga el alza porque se aproximan los meses de julio y agosto, cuando los importadores buscan dólares para  renovar los inventarios con motivo de los días navideños. Es lo que se lama la demanda estacional del último trimestre del año.

La economía está funcionando a medias, porque se liberaron los precios y el tipo de cambio. Es común que los comercios oferten en dólares y en bolívares. Estoha estimulado la presencia de mercancía a un costo muy alto que no es accesible a quienes tengan ingresos moderados.

La política cambiaria, contrario  a lo que sostiene el gobierno, no es libre porque el BCV ha reglamentado a los bancos de forma tal que deben vender el 70 por ciento de toda la cantidad de dólares  que reciban.

En este sentido es importante señalar que el BCV no ha participado en la venta, claramente, porque no tiene dólares para vender. Y recientemente emitió una resolución en la que dice que en caso de intervenir, si los bancos no venden los dólares tienen que  hacer un encaje del uno por ciento en el mismo signo monetario. Eso  es exabrupto porque el BCV está regulando el mercado y los bancos no pueden tener pasivos en el dólar, sino activos.

La calle se ha dolarizado

Es de resaltar que si la calle se ha dolarizado es porque la gente prefiere seguir con el mercado paralelo, que tiene menos restricciones y más disponibilidades. Definitivamente, la marcha de la economía es el dólar. En muchos establecimientos comerciales estamos observando que aunque los comerciantes no ponen el signo del dólar, los carteles de los artículos están marcado con número muy bajos, de uno o dos dígitos. Es el caso más corriente de la venta de teléfonos.

Vemos que la mesas de cambio no se desarrolla, pues sólo hay siete mesas de cambio  cuando existen 24 bancos..

Hay desconfianza de parte de los grandes bancos porque sienten que no van a tener márgenes importantes de recuperación. No es rentable trabajar en esas condiciones . No hay confianza porque no hay medidas económicas coherentes. Nada hace con liberar el  mercado si no contiene las disposiciones que permitan mejorar la situación económica.

Un billón de bolívares cada mes

De enero para acá ha emitido más de un billón (esto es uno acompañado de doce ceros), cada  mes. Es una masa enorme de dinero inorgánico que ha sido llevado a la calle. Y la razón es que el Estado no tiene ingresos por impuestos, ni por otros medios, pero al mismo tiempo debe saciar los gastos que representan los programas de asistencia social (misiones y otros planes), servicios y en fin, todo los compromisos. Claro está, que también ha venido recurriendo a la venta de oro.

Cierre de agencias bancarias

Difícilmente se podrá acabar con las colas de clientes en las entidades bancarias porque éstas se encuentran asfixiadas,

En este orden de ideas hay que referirse a que los cajeros automáticos, prácticamente, ya no funcionan, hay problemas de taquilla porque no hay suficiente efectivo y, en general, se está reduciendo la actividad bancaria. En los últimos cinco años, han sido cerradas 3.500 agencias en todo el país.

Cinco páginas web

Afirma Zamora que es difícil saber cuántos dólares se compran y venden a diario, porque lo único que se sabe es que las mesas de cambio apenas operan con medio millón o un millón, que no son cantidades importantes.

El otro mercado opera en forma dispersa, tiene sus modalidades, funciona en la frontera y a través de cinco páginas web. Y los valores del dólar no son uniformes.La táctica que buscó el gobierno fue unificar los dos  tipos de cambio y en un momento llegó a sobrepasar al paralelo: Pero, hoy es todo lo contrario, porque éste último ha comenzado a despegar con diferencias de hasta ochocientos y mil bolívares de un día para otro.

En los próximos  debe estar en los ocho mil bolívares y no va a aumentar más por los encajes. La banca está pidiendo una reunión para hablar con el gobierno, pero éste no le hace caso.

Sólo la ropa ha bajado

El experto en materia monetaria señala que lo que mueve la economía es importado y lo nacional está influido por lo que se importa.

Los precios seguirán el ritmo de la inflación. Se aprecia que los precios de los alimentos, salvo pocas excepciones, bajan. Ha bajado, eso sí, la ropa porque es lo que menos se adquiere. Y en cuanto al calzado, el de menor calidad. Pero, los servicios siguen disparados. Ahora toda la gente quiere cobrar en dólares.

Evidentemente, parece que se reanimara la economía con el dólar porque algunas franquicias nuevas han aparecido y otras han regresado, pero la mayoría de los establecimientos comerciales se mantienen cerrados.

Hay un engaño en relación al estímulo a la actividad económica. Y eso se debe a que hay liberación de precios y se permite pagar en dólares. Sin embargo, mientras el gobierno insista en emitir dinero  inorgánico, no le dé un vuelco a la política socialista y no haya condiciones de seguridad y confianza, la situación no sólo se mantendrá difícil, sino que empeorará.

No se produce ni acumula valor

En cuanto a la aparición de los nuevos billetes de diez mil, veinte mil y cincuenta mil, anunciada para estos días, Zamora declaró que el cono monetario fue multiplicado en cada una de las denominaciones de cien, doscientos y quinientos bolívares, 99 veces.

Al fin, el gobierno reconoció que en diez meses se disparó la inflación más de lo que se esperaba. Lo lamentable es que las personas sin preparación técnica y profesional que su vida sea financiada con bonos y ayudas, y no por el trabajo formal que produce y acumula valor.

Es por ello que las empresas no pueden crecer, ni los individuos pueden ahorrar. El país perdió su capacidad productiva. Y hasta para reparar un vehículo hay que ir fuera de la frontera para adquirir los repuestos porque no se consiguen en el mercado local.

Con información de El Impulso

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -