Conozca las razones directas que motivan la caída de los precios en algunos productos

Los abastos ante la falta de compradores se las han ingeniado para conseguir clientes. En un comercio donde venden pasta, arroz y harina de maíz en Caracas tienen estos rubros en: Pasta de 1 kg. Bs. 10.000. Arroz de 1 kg. Bs. 8500. Harina PAN en Bs. 9000.

0
1113
- Publicidad -

Los venezolanos han notado, con sorpresa, en los últimos días que algunos productos han bajado de precio. En una economía donde la inflación se come el poder adquisitivo del consumidor, llama la atención encontrar ofertas en algunos rubros como el queso, la carne, el pollo, la harina de maíz, algunas frutas y verduras.

 

En el caso de frutas, verduras, y otros alimentos se trata de factores estacionales el hecho de que bajen de precio. Eso se debe a que en algunos meses se da más esos alimentos que en otros, y por ende bajan sus costos, expresó el economista José Manuel Puente.

- Publicidad -

En otros casos se debe a la abrupta caída del consumo. Ante esto los comerciantes se ven en la necesidad de bajar los precios para no perder la mercancía. “Tenía el kilo de queso merideño en Bs. 21.000 hasta la semana pasada. La gente se llevaba 200 gramos. Yo entiendo que no tienen para comprar ni medio kilo. Ya el queso se ha convertido en un lujo. Y como no puedo esperar que se me eche a perder ese queso lo estoy rematando en Bs. 15.500. La gente cuando ve el cartel de remate de queso se acerca y se llevan de a medio kilo porque es más accesible ahora, no estoy ganando pero por lo menos no voy a perder del todo. Estamos vendiendo más, aunque se sabe que aumentará de nuevo”, narró Jesús Faría, dueño de un camión que vende y distribuye queso en la parroquia La Vega de Caracas.

El otro problema de los negocios es que ante la falta de financiamiento les cuesta mucho reponer el inventario. Por lo que bajan los precios en algunos productos. Una explicación de este fenómeno que la ciudadanía empieza a percibir lo explica Ezio Angelini L., presidente de la Cámara de Maracaibo, quien explicó que “la política del BCV de aumentar el encaje legal paralizó por completo el crédito de la banca hacia todas las empresas del país. Ante esta falta de financiamiento, los empresarios no han podido comprar los productos para llenar los anaqueles de sus negocios. En consecuencia, las empresas se han visto forzadas a suspender de manera gradual sus operaciones de comercialización y producción. De continuar esta coyuntura, vendrá un cierre progresivo de empresas. Esta medida acrecentará aún más la contracción económica, la inflación y las expectativas negativas de las empresas; como lo hemos demostrado y hecho público en cada una de nuestras Encuestas de Coyuntura Económica”.

No deje de leer: Caen los precios: Inflación de las últimas semanas de junio ha estado por el orden del 5 %

Los abastos ante la falta de compradores se las han ingeniado para conseguir clientes. En un comercio donde venden pasta, arroz y harina de maíz en Caracas tienen estos rubros en: Pasta de 1 kg. Bs. 10.000. Arroz de 1 kg. Bs. 8500. Harina PAN en Bs. 9000. Más económicos que hace una semana, cuando costaban Bs. 14.000, 13.000 y 12.500, respectivamente. “Solo así he logrado vender algo esta semana. La baja en la compra nos obliga a vender a pérdida”, contó Lucía Martínez, dueña de un local de venta de alimentos.

El costo actual del queso oscila entre Bs 14. 000 a Bs 18.000 observando una baja en su precio de casi 50% de lo que se pagaba hace algunos días. Este alimento, según Carlos Parra, comerciante de un local en el centro de Maracay es “estacionario” ya que en temporada de lluvias su precio tiende a ser menor.

“La lluvia hace que crezca la hierba (pasto) que come el ganado, las vacas producen más leche, y por ende hacen más queso el cual se debe vender más económico para que no se nos quede y nos pudra, cada año pasa lo mismo es por temporada”, aseguró.

Por su parte, Arelis Barrios dueña de un local comentó que a pesar de que las ventas hayan aumentado un poco “la reducción en el precio del queso no cambia el hecho de que las ventas sean flojas, otros años no pasaba esto, la gente no tiene dinero para comprar en tan altos costos, el queso casi llego a costar un sueldo mínimo lo que es increíble”.

La misma razón se aplica para el pollo, la carne y el cochino. En las carnicerías se observa que su valor ha disminuido en comparación a los que tenían la semana pasada. El pollo bajó de Bs. 9800 a Bs. 7500 el kilo. La carne ya rondaba los Bs. 30.000, hoy se consigue entre Bs. 20.000 y 25.000 el kilo, el cochino que pasaba los Bs. 30.000, se consigue hasta en Bs. 13.500.

Usuarios de las redes sociales han evidenciado su sorpresa ante este fenómeno que le da un respiro, aunque sea temporal, al bolsillo del venezolano.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -