Crónicas de la dolarización: Repuestos para vehículos en Venezuela se comercializan en divisas

En un recorrido por tiendas de repuestos en el Centro de Caracas, se observaron algunas cerradas. Otras no tenían los repuestos por los que se preguntó. Otras dijeron que tenían que anotarlos en una lista para pedirlos. Y otras dieron los precios en divisa americana

0
1362
- Publicidad -

Tener un vehículo en este país y en esta economía ya no es un alivio. Es un dolor de cabeza para todos los propietarios. El repuesto más insignificante para una moto cuesta más que un sueldo mínimo, sin contar que las tiendas de venta cobran en dólares. Aunque aceptan bolívares a la tasa de cambio del día.

“Tenía la moto parada desde hace meses, porque imposible conseguir el dinero para repararla. Por fin cobré un trabajo en dólares y estoy comprando de a poquito los repuestos. Caminando por toda Caracas para ver dónde consigo el mejor precio. Eso sí, en todos lados dan los costos en dólares. El bolívar ha desaparecido”, narró Carlos Julio Antúnez.

Para reparar una moto de baja cilindrada, Antúnez tiene su presupuesto: Estopera 8$. Pastillas de freno 5$. Batería 40$. Pistón 20$. Mano de obra 50$. Total 123$

- Publicidad -

Si comparamos esto con el sueldo mínimo en bolívares: 40.000 Bs. Al cambio del Dólar oficial 6,7$. No le alcanza ni para comprar un repuesto. Ganar en bolívares en esta economía que se ha ido dolarizando en la calle, no parece ser rentable para ningún venezolano.

Leer también: Venezuela es el país con la mayor búsqueda en Google de la palabra Zelle

“Cobro mi trabajo en dólares porque en bolívares es sal y agua. Es más cuando un cliente me paga en bolívar yo compro inmediatamente dólares. Aquí para todo ya se maneja es divisas. Cobro revisión 15$, y dependiendo de lo que tenga que hacerle a la moto o al carro pongo el precio de la reparación. A algunos les parece mucho, pero con 50$ yo no hago ni un mercado para quince días. Tengo tres hijos y eso ya no da para vivir”, explicó el mecánico de motos Pedro García.

En un recorrido por tiendas de repuestos en el Centro de Caracas, se observaron algunas cerradas. Otras no tenían los repuestos por los que se preguntó. Otras dijeron que tenían que anotarlos en una lista para pedirlos. Y otras dieron los precios en divisa americana.

“Mire, yo compro cada repuesto en dólares, a mi no me aceptan bolívares. Entonces ¿cómo hago? Tengo que cobrarle a los clientes en dólares también. O cierro la tienda y vendo por Internet como han hecho otros dueños de locales como el mío. Esto es muy difícil para mantenerse y no lanzarse a la ruina”, contó Enrique Barrios, dueño de una tienda de repuestos.

En el caso de los vehículos es peor la agonía, conseguir los repuestos es un calvario, y pagarlos en un sacrificio que el venezolano piensa mucho antes de hacerlo. “Yo rezo cada día para encomendar mi carro a Dios, porque el mes pasado se me dañó la bomba de gasolina y para comprarla y pagarle al mecánico tuve que vender el anillo de bodas. Eso me dolió en el alma, pero sin carro y con el transporte como está de caótico no tenía alternativa. El mecánico se negó a aceptarme bolívares. Tuve que inventármelas para ver quién me vendía los dólares”, expresó Iván Rodríguez.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

 

- Publicidad -