Crecimiento de hostilidades potencia escenario de conflictividad en Venezuela

Para los expertos consultados los canales diplomáticos continúan abiertos pese a que no se descarta la intervención militar en aras de lograr la tan ansiada transición. Coinciden en que la resolución de la situación debe contemplar la salida electoral incluso con Nicolás Maduro como candidato

0
1392
- Publicidad -

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, rodeado de militares y del líder opositor leopoldo López, el  pasado 30 de abril, realizó un llamado a tomar las calles para acabar con el régimen de Maduro. Así inició formalmente la llamada “Operación Libertad” con la cual se pretende acabar con la usurpación del poder que mantiene la administración de Nicolás Maduro a los ojos de buena parte de la población venezolana y más de 50 países que apoya las disposiciones del mandato interino que cumple Guaidó, reseñó El Tiempo.

 

La rebelión no ha quebrado completamente el respaldo del alto mando a Maduro, pero en palabras del mismo Guaidó se evidenciaron “fracturas”.

- Publicidad -

 

“Demostramos que hay soldados dispuestos a defender la Constitución, y quedan muchos más”, afirmó Guaidó, quien consideró que “Maduro no tiene el respaldo de la Fuerza Armada”.

 

López fue liberado por Juan Guaidó de la medida de casa por cárcel a través de un indulto e ingresó a la Embajada de España en Caracas, luego de una visita previa a la Embajada de Chile, en compañía de su hija y su esposa Lilian Tintori.

 

El ministro Español de Exteriores, Josep Borrell, afirmó que López y su familia se encuentran como “huéspedes” en la casa del embajador de España en Venezuela. Por su parte, la vicepresidenta Carmen Calvo, ha reiterado que España es partidaria de una solución pacífica y democrática de la crisis que se vive en Venezuela y rechazó la posibilidad de una intervención militar.

 

La primera respuesta ante el hecho la dio Jorge Rodríguez al calificarlo como un “golpe de Estado por militares traidores”.

 

Maduro apareció ese mismo día en la noche con el alto mando militar y su equipo de gobierno para felicitar a la Fuerza Armada por la “derrota del pequeño grupo que pretendió llenar de violencia” a Venezuela “en la escaramuza golpista”.

 

“Eso no puede quedar impune”, añadió el mandatario en una cadena. su primera comparecencia tras la crisis, y exhortando a la Fiscalía para preparar las acusaciones de rigor.

 

Además veinticinco militares insurrectos pidieron asilo en la embajada de Brasil en Caracas. Mientras la Casa Blanca, que no descarta una acción armada, reiteró que todas las opciones están sobre la mesa.

 

Los resultados de ese día indicaron que al menos 95 personas resultaron heridas en medio de las protestas, 26 en Aragua y 69 en el municipio Chacao. Según la ONG Provea, Samuel Enrique Méndez fue la primera víctima fatal que se confirmó ese día. Por su parte, Nicolás Maduro reportó cinco militares y tres policías heridos.

 

Si bien la sublevación no se consolidó, Estados Unidos, principal aliado de Guaidó, advirtió al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, que está ante la “última oportunidad” de romper con Maduro.

 

Según John Bolton, asesor de seguridad nacional estadounidense, Padrino, el presidente la suprema corte, Maikel Moreno, y el jefe de la guardia presidencial, Iván Hernández, se habían comprometido a apoyar su “derrocamiento”.

 

Cuba, Bolivia, Turquía y Nicaragua, aliados de Maduro, condenaron el “intento de golpe”, mientras que el Grupo de Lima, bloque crítico con Maduro, pidió a la Fuerza Armada apoyar a Guaidó. Rusia y México llamaron a negociar.

 

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, hizo un llamado directo a los ciudadanos venezolanos a levantarse contra el mandatario Nicolás Maduro, declarando que “el momento de la transición es ahora”.

 

“El momento de la transición es ahora, no más hambre, no más niños sin medicinas, no más represión. Estados Unidos se mantiene firmemente con ustedes en su lucha», dijo Pompeo a los venezolanos, luego de una fallida insurrección militar el pasado martes.

 

“Ustedes pueden hacer que sus instituciones, su ejército y sus líderes cumplan con los estándares más altos y exigir un retorno a la democracia”, afirmó Pompeo concluyendo en claro  español: “estamos con ustedes”.

 

El clima político venezolano luce mucho más incierto con diversos pronunciamientos entre factores internos y externos, llamados a la calle y tensiones internacionales que evidencian lo delicado y multilateral en que se ha convertido el tema.

 

Para el analista internacional, Daniel Merchan, debe existir un canal abierto para alcanzar la transición y este no puede perderse en medio de un fuerte escenario de conflictividad que está alcanzando niveles cada vez más elevados.

 

“Este conflicto ha escalado a nivel internacional entre potencias como es bien sabido Putin y Trump mantienen contacto para tratar el tema venezolano y está prevista una reunión entre cancilleres para tratar el tema de Venezuela, pero la verdad es que todo está enfocado en que puedan darse unas elecciones libres en el país. Obviamente esta salida también pasa porque los actores demuestren la suficiente sapiencia y sindéresis para en principio lograr la renovación del Poder Electoral, lo cual de curso a generar condiciones objetivas para que los venezolanos participen en un escenario de esas características; de lo contrario pues lamentablemente estamos viendo el crecimiento de las hostilidades, el colapso de todos los servicios del país, el desastre generalizado con el tema humanitario y eso sin lugar a dudas puede degenerar en un escenario de mayor conflictividad social. El hecho de que se produzca o no una intervención de orden militar dependerá de si se avanza o no en ese proceso de negociación entre las partes sobretodo pensando en los venezolanos que pasamos las precariedades de un país colapsado y en ruinas”, insiste.

No deje de leer: Banco Mercantil activa operaciones de compra venta de divisas en oficina promocional

Detalla que la posición de diversas naciones ha sido enfática a no decantar el proceso en una acción bélica y se ha demostrado con llamados constantes del Grupo de Lima, del Grupo de contacto de la Unión Europea “quienes son los que más ha insistido en la posibilidad de un acuerdo que propicie un proceso electoral justo”.

 

“De igual forma lo ha realizado Naciones Unidas, a través del secretario general Antonio Guterres, donde se ha instado a un acuerdo multilateral en el país. Lamentablemente sobretodo la representación de Maduro y compañía ha sido la más difícil de lograr y la más hostil a la hora de concretar esa posibilidad”.

 

Tras los hechos ocurridos el pasado 30 de abril Merchán manifiesta que más allá de catalogarlo como un “golpe de Estado” demuestra como las instituciones en el país pierden credibilidad.

 

“Es una situación atípica de muchas dualidades y además en el caso de Venezuela sería irresponsable llamarlo golpe de Estado porque más bien fue una especie de escaramuza militar que no llegó a concretar ningún tipo de acción contra el Estado (…) Realmente lo que existe en Venezuela es un debilitamiento de las instituciones. Una dualidad que no ha sido resuelta y merece una resolución según el marco de la Constitución y ojalá se exprese mediante las elecciones porque es la manera más idónea y es además el llamado de la comunidad internacional. El proceso pasa por la renovación de los poderes para que los venezolanos pueden ejercer sus derechos libremente y que además se pueda intervenir, no militarmente, sino que pueda la comunidad internacional accesar con ayuda humanitaria necesaria para tantos afectados”.

 

“En ningún momento ha cesado las intenciones de que exista una solución negociada y que posiblemente genere una transición en el país. Eso obviamente no va a dejar de plantearse pese a los acuerdos bilaterales entre Rusia y Estados Unidos; y seguirá presente en los llamados de otros actores de la comunidad internacional”.

 

No duda Merchán al señalar que la crisis existe por todo lo que representa Maduro. “Si el chavismo desea renovarse debería buscar una cara distinta, nuevos liderazgos”.

 

No deje de leer: Cañicultores no saben si habrá zafra el próximo período por crisis en el sector

 

El camino sigue siendo electoral

 

El politólogo Luis Toty Medina Gil cree fehacientemente que el planteamiento del diputado Stalin González es el más apropiado, y que una vez se de el cese de la usurpación la ruta electoral tendrá el impulso necesario para concretarse.

 

“Stalin González ha dicho lo correcto. Ha convocado a un grupo de expertos muy calificados en materia electoral en venezuela para delimitar la ruta electoral lo mejor posible. Eso efectivamente ha arrojado como resultado que una vez cese la usurpación, punto muy importante que no parece escuchar la minoría ruidosa de las redes sociales opositoras. Es importante destacar que la legislación venezolana establece que es con nueve meses de antelación que se deben convocar elecciones, salvo, un evento extraordinario como la muerte del expresidente Hugo Chávez en 2013, cuando las elecciones fueron convocadas a 30 días, convirtiéndose en un caso excepcional. Del resto se debe cumplir el cronograma ya descrito por el diputado a la Asamblea Nacional, Stalin González. Durante ese periodo se podría fácilmente renovar a las autoridades actuales del Poder Electoral, donde se podría realizar una revision exhaustiva del padrón electoral. Desde luego con la aparición de las redes sociales se ha hecho que por supuesto la conversación pública de nuestras sociedades tenga dentro de ese ecosistema un volumen muy alto, donde los grupos que hacen vida ahí colisionaron contra esa propuesta hecha por el diputado González, sin mayor análisis ni mucho menos profundidad”.

 

Insiste que venezuela ha sido afectada no solo en el ámbito económico y político sino social ya que hablar de elecciones puede llegar a causar ruido para quienes se expresan a viva voz por las redes sociales.

 

“En una sociedad distorsionada que quiere que las cosas sean procesadas a la fuerza, hablar de elecciones donde se permita procesar las diferencias, permitiendo la participación ciudadana, es una distorsión, que activa las alternas de algunas minorías ruidosas  que dominan la conversación pública en las redes sociales y se hacen partícipes de ese país imaginario que se hace llamar “twitterzuela”; donde lógicamente se genera ese ruido y esa controversia. La verdad está dicha; una vez cese la usurpación podremos convocar a un proceso electoral”, analiza.

 

Para Toty Medina nada conviene más a la oposición venezolana que Nicolás Maduro se convierta en un candidato.

 

“Estoy convencido que es el peor candidato que podría tener el chavismo en una contienda electoral, y sería el mejor oponente posible para la oposición porque eso permitiría lograr una victoria contundente por demás. No sé cual es el miedo que se tiene a la participación de Nicolás Maduro. Entendemos que es un tema donde una parte de la población no busca justicia sino venganza. A esas mismas personas decirle que Nicolás Maduro podría participar en una contienda electoral con condiciones de libertad, transparencia y legalidad para derrotarlo en las urnas, y convertir su opción política, a su grupo y su tendencia, en la minoría que es, pareciera ser algo descartable y rechazable; incluso ofensivo para algunos miembros de dicha posición”, dice.

 

Negociar con el adversario

 

La experta en consultoría política, Cristabel Cartaya, insiste que debe darse como parte de la transición política un verdadero capítulo de negociación con el adversario.

 

“Al adversario no le puedes ofrecer cárcel para que te ceda el poder, partiendo del sentido común, al ofrecer la posibilidad de una salida electoral donde el chavismo tenga la posibilidad también de contarse creo que es un escenario viable para terminar de salir de la crisis.

 

Coincide con los especialistas consultados en que la candidatura de Maduro es viable y debería ser aceptada bajo los términos de la transición.

 

“Contar con Nicolás Maduro como candidato es una de las opciones que se deben barajar, además, Maduro puede terminar convirtiéndose en un mejor candidato para la oposición; nos puede convenir, ya que, es la persona dentro del chavismo que está mucho más desvalorizada por todas las razones que conocemos ampliamente. Contar con él como candidato no me parece una opción tan descolocada la cual podría convertirse en un elemento atractivo para el llamado oficialismo a la hora de medirse”.

 

Asegura que no luce descabellado el lapso propuesto por Stalin González para llevarse a cabo un proceso electoral serio en Venezuela.

 

“En cuanto a la opinión de Stalin González en relación a los nueve meses para llevar a cabo el proceso creo que ha sido completamente mal interpretado, porque él hablaba claramente del tiempo mínimo requerido para poder tener unas condiciones válidas de cara a un proceso electoral. Por lo tanto ese lapso descrito por el diputado no luce descabellado porque además han sido fruto de un análisis con varios actores; corresponde a una negociación con múltiples actores, expertos electorales, perfiles de la Unión Europea, del Grupo de Lima, que han llegado a la conclusión de cuáles han sido los tiempos necesarios para tener una Institución Electoral creíble y llegando a esa conclusión”.

 

“El anunciar ese lapso daba por sentado que va a ser una vez que se produzca en efecto el cese, pero la verdad es que en medio de la crispación que vive el país se ha malentendido la opción electoral sin que se de la salida de la actual administración de Maduro”.

 

Cartaya cree que una posibilidad de que se de este proceso electoral a la par del cese es un poco complicado, en términos de la opinión pública. “Incluso si estos procesos electorales se dan y permite unas elecciones en condiciones, libres y competitivas, que es al final lo que nos interesa a los ciudadanos, entonces debe ser un proceso que debe cristalizarse”.

Pone como ejemplo los ejemplos latinoamericanos donde se ha podido acabar con regímenes opresores que insistían en formas de gobierno alejadas de la democracia participativa.

“Pensemos un ejemplo como el chileno, donde se dieron unas elecciones para el plebiscito del “No” y fue lo que permitió una salida de la dictadura de Pinochet. Los venezolanos debemos centrar los esfuerzos en las características de las elecciones. Si conseguimos las características mínimas de un sistema democrático que permita que la sociedad venezolana confíe en el resultado electoral yo creo que independientemente que esté el cese o no se puede tomar esa senda; siempre y cuando las condiciones electorales estén dadas”.

Twitter: @Rafarias86

 

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -