ENTORNO DIARIO/ Ayuda humanitaria despolitizada

Pero se trata de una bandera de lucha alzada, desde 2013, por factores de oposición que han denunciado una crisis humanitaria.

0
1066
- Publicidad -

Carolina Gómez-Ávila

Hoy  han entrado al país 24 toneladas de ayuda humanitaria, coordinada por la Cruz Roja Internacional. Su capítulo venezolano la ha recibido en presencia de su presidente, el Doctor en Ciencias Penales, Mario Villarroel, quien ha grabado un mensaje para anunciar que consiste en suministros médicos, plantas eléctricas y medicinas que serán distribuidos en distintos hospitales del país. En el mismo mensaje, ha hecho énfasis en que esa distribución se hará de acuerdo a los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia que rigen a la Cruz Roja.

El doctor Villarroel es miembro de una destacada familia de juristas con una trayectoria que le ha permitido relacionarse -y relacionar entre sí- a individuos clave de la esfera política venezolana. Es él quien ha pedido “a todos, sin excepción, que no permitan la politización de este gran logro”.

- Publicidad -

Pero se trata de una bandera de lucha alzada, desde 2013, por factores de oposición que han denunciado una crisis humanitaria. Desde entonces, esta ha empeorado a la vista de la Nación, mientras quienes detentan al poder negaron su existencia hasta que, este año, la admitieron para vincularla a las sanciones que varios países han impuesto a miembros de ese grupo.

También recibió el cargamento en Maiquetía el ministro de Salud designado por Maduro, Carlos Alvarado, quien atribuyó el ingreso a la gestión del mismo, tras reuniones y mesas de trabajo con representantes de la Cruz Roja Internacional y que esta ayuda estaría supliendo “el bloqueo internacional que existe contra Venezuela para la adquisición de medicamentos e insumos médicos”.

Lea además: Así llegó finalmente la ayuda humanitaria por Maiquetía (fotos)

Alvarado consideró que lo recibido cubrirá necesidades durante 2 años y detalló que consiste en kits de medicamentos para atención de emergencia, plantas y transformadores eléctricos, bidones para almacenamiento de agua potable y material para trabajadores voluntarios de la Cruz Roja, aclarando que la mitad de ellos se distribuirán en hospitales y ambulatorios de la Cruz Roja en Venezuela, la otra mitad, en el Sistema Nacional de Salud.

En vista la evidente politización, el reto de la ciudadanía es denunciarla y permanecer vigilante de que la ayuda no sea comercializada o desviada sino que llegue a sus destinatarios finales. La oportunidad está en ampliar la organización social para hacerle seguimiento a la ayuda recibida.  El Ejercicio Ciudadano propuesto es activar la contraloría social para evitar que la ayuda humanitaria sea usada por los responsables últimos en fórmulas clientelares o de discriminación de la población.

Una contribución de FormaCiudadanos.

http://www.formaciudadanos.org

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -