Estiman escasez de 40% de productos lácteos en comercios del Zulia por los apagones

El proceso biológico del ganado se vio alterado por el apagón nacional. En mataderos están limitando la recepción de carne por temor a otro apagón y a saqueos.

0
871
- Publicidad -

Un agudo verano, una sequía cada vez más preocupante y, encima, la alteración del ciclo biológico del ganado vacuno nacional producto del apagón nacional prolongado por más de 100 horas, dan como resultado un complicado escenario para los productores agrícolas de la región zuliana. Todavía más si se le suma la venta del 30% de la producción cárnica que deben hacer los ganaderos a la Gobernación del Zulia, por decreto.

Las consecuencias de este “blackout”  fueron inmediatas. Al menos 1 millón 300 mil litros de leche se descompusieron y 71 reses (del matadero Maticolca) que formaban parte del porcentaje a otorgar a la Gobernación, se deterioraron tras la espera, según reseña Panorama.

Aún así, por las características de la producción agropecuaria, las pérdidas siguen contabilizándose. Para las próximas semanas, el abastecimiento de productos lácteos disminuirá un 40%  en los comercios de la región, según estimaciones del segundo vicepresidente de Fedecámaras Zulia, Ricardo Acosta.

- Publicidad -

Lea además:  American Airlines extendió cancelaciones de sus vuelos un mes más

Acosta prevé que tomará, al menos, dos meses para que se normalice la producción y llegue al nivel  que se tenía antes del apagón.“El sector ganadero todavía no se ha reactivado, sigue evaluando perdidas. El problema es un sector de mucha planificación, no es como el comercio que uno coloca un producto, o no es como la industria que uno arregla la máquina, que tiene su proceso, pero es un proceso garantizado. (…) Esto es una recuperación progresiva”, sentenció.

Gerardo Ávila, presidente de Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Fegalago), explicó que, para entender la capacidad de recuperación del sector, el primer elemento a analizar es la producción láctea, pues  “una vaca que ya parió y que está en su ciclo de lactancia, cuando atraviesa un estrés como el verano, la sequía, la falta de pasto, de alimento, normalmente tiende a bajar su producción si no es suplementada con alimento concentrado o con alguna ayuda”.

“En esta ocasión, donde evidenciamos más de 100 horas sin energía eléctrica, donde no hubo suministro de agua, que tiene que ser constante, esto afecta la producción de leche. Cuando una vaca baja la producción recuperarla nuevamente es difícil”, dijo Ávila.

Es decir, una vaca que estaba produciendo unos 8 – 10 litros de leche, y se somete a cambios bruscos en su alimentación e hidratación, puede disminuir la cantidad a unos 6 o 5 litros. Revertir este escenario, y volver al litraje inicial, es una tarea cuesta arriba durante una misma lactancia, ya que el ganado seguirá bajando la cantidad de  leche hasta “secarse”. Para reponerse, debe iniciar otro proceso de lactancia.

Otro rubro pecuario, el cárnico, también se vio afectado por varios motivos desencadenados de la falla eléctrica. Los mataderos no aceptaban reses durante el apagón, no había combustible para surtir a las plantas eléctricas para refrigerar la carne, y los transportistas temían tomar las vías para distribuir la carne y, por otro lado, llegada la electricidad, los transportistas se rehusaban a trasladar los cargamentos por temor a los saqueos.Esto último  sigue vigente.

Sin embargo, Avíla agregó que  a esta secuencia de tragedias se suma otra: “Adicional a la pérdida de animales, tenemos la situación que seguimos viviendo en el Zulia,  a nivel de producción de carne, con los porcentajes ilegales, írritos e inconstitucionales que todavía son objeto los productores agropecuarios porque la Gobernación sigue quitándoles un 30% y hasta un 50% del ganado que se arrima a matadero”.

Lea el trabajo completo en panorama.com.ve.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -