Fe y Alegría rechaza pretensión de utilizar sus escuelas para entrenamientos militares

"Una escuela es sagrada, ahí se están educando nuestros niños. No es el lugar para las armas, no es un lugar para prepararse y aniquilar y matar", señalan.

0
924
- Publicidad -

El movimiento de educación popular integral y promoción social, Fe y Alegría emitió este jueves un comunicado donde rechazan la pretensión de hacer uso de las instalaciones educativas para llevar a cabo prácticas y entrenamientos militares.

El director de Fe y Alegría, el padre Manuel Aristorena, rechazó la solicitud realizada por un efectivo de la GNB al director de la escuela San Javier del Valle de Fe y Alegría en Mérida, de las instalaciones del centro educativo para realizar prácticas militares.

“Desde Fe y Alegría estamos apostando nuestro granito de arena en la solución de la crisis que afecta nuestro país y que tanto golpea a nuestra gente y lo hacemos desde lo que somos: somos escuelas para la paz, para la vida”,dijo.

- Publicidad -

“Una escuela es sagrada, ahí se están educando nuestros niños. No es el lugar para las armas, no es un lugar para prepararse y aniquilar y matar”, enfatizó.

Explicó que en algunas escuelas han recibido la visita de funcionarios militares y organizaciones gubernamentales, solicitando los centros educativos para ejercicios militares con armas.

La misión de una escuela es educar, no es entrenar para la guerra. Creemos además que la guerra es jamás solución de nada, reiteró.

“Desde Fe y Alegría rechazamos la pretensión de utilizar nuestras escuelas y cualquier otra escuela para este tipo de ejercicios”, sostuvo.

El director del colegio San Javier del Valle, P. Gerardo Rosales, informó a los efectivos que no sería posible ceder los espacios de la institución por tratarse de una casa hogar en la que viven 375 jóvenes que estudian en ella.

Insistió, además, que los centros educativos de Fe y Alegría son instituciones para la paz en las que no están permitidas las armas. Rosales señaló que tras conversar con ellos, los militares comprendieron la explicación y se retiraron del lugar.

- Publicidad -