Variación de precios obliga al consumidor a caminar para encontrar el más accesible

El queso duro, el más buscado por el consumidor, se consigue entre los Bs. 12.000 y Bs. 18.000.

0
595
- Publicidad -

Los venezolanos sortean toda clase de obstáculos cotidianos para abastecerse de comida. Entre esos están los precios que varían de un día a otro. En algunos casos cambian en horas.

Un caso es el de las hortalizas, legumbres, verduras y frutas, sobretodo las que se consiguen en puestos informales. “Tengo que caminar mucho para conseguir buenos precios porque todos tienen un monto distinto. Por ejemplo, yo vengo del camión que colocan en San Martín, tienen el kilo de papas en Bs. 5000. Cebolla en Bs. 6000. Tomate en Bs. 2000. Cambur en Bs. 700. Y aquí en los puestos de La Vega conseguí todo un poco más económico. De todas formas, es mejor comprárselo a ellos que en un supermercado donde la papa la tienen en Bs. 6500, los tomates en Bs. 3000 y los cambures en Bs. 2000. Es una locura como cada quien le pone el precio que quiere”, contó Carlos González.

De interés: Interrumpirán servicio eléctrico en sectores del estado Miranda

- Publicidad -

El café, el cartón de huevos, la carne y el pollo son otros rubros que cobran sin regulación en las calles de la Gran Caracas. En Catia se pueden conseguir estos alimentos con un costo más bajo que en otras zonas de Caracas. Sin embargo, para los clientes siguen siendo elevados en comparación al sueldo mínimo que perciben.

“Yo no entiendo cómo puede una persona sobrevivir con un sueldo mínimo. Un cartón de huevos se consigue entre Bs. 12.000, con suerte, y otros hasta en Bs. 20.000 con punto. El café se fue a las nubes, 250 gr. lo venden en Bs. 4000. La carne está por kilo en Bs. 10.000 en los puestos informales, en las carnicerías no bajan de Bs. 12.000. El pollo está más barato. Lo conseguí en un camión de Montalbán en Bs. 5300. Pero ve a un supermercado y lo conseguirás en Bs. 9800”.

Otro caso evidente de la variación de precios es el del queso. El queso duro, el más buscado por el consumidor, se consigue entre los Bs. 12.000 y Bs. 18.000. En panaderías no venden menos de 250 gr., lo que equivale al 30% del salario mínimo. El parmesano o pecorino no baja de los Bs. 50.000. Un lujo que muchas familias venezolanas no pueden darse.

La pasta y el arroz son otro problema. Además que no se consigue con facilidad, sus precios son elevados. La pasta de 500 gr. está en el orden de los Bs. 6000, y el Kg. de arroz en Bs. 4000.

La política y la economía de Venezuela es reseñada en nuestro canal de Telegram. Suscríbete y mantente bien informado https://t.me/Descifrado

- Publicidad -