Abarca alerta que “hasta la libertad ciudadana se agota por sobre explotación ilegítima del gobierno”

Una situación en la que se impone la tragedia de los comunes en Venezuela, está en la explotación de yacimientos de oro en el sur del país...

0
1676
- Publicidad -

Mayor participación ciudadana en la administración de los recursos de todos, minimizan los riesgos de Estados totalitarios e ineficientes, así concluye la economista Yarelys Abarca un trabajo de análisis y opinión titulado De la tragedia de los comunes al bienestar de todos, donde presenta la teoría del Premio Nobel en Economía, Elinor Ostrom, que “propone llegar a soluciones alternativas a la política pública tradicional (de estatizaciones o privatizaciones) para evitar el agotamiento o destrucción de los recursos de uso común. La propuesta es la realización de contratos vinculantes (formales o no) entre los agentes o comunidades con estrategias de cooperación eficientes, que los impulsen o motiven a cumplir con los acuerdos”.

“Una situación en la que se intuye que también se puede imponer la tragedia de los comunes en Venezuela, está en la explotación de yacimientos de oro en el sur del país. Tradicionalmente, esa zona fue aprovechada por pequeños mineros y comunidades sin que significase la merma de los recursos, sin embargo, el gobierno actualmente ha convertido la zona en un espacio estratégico de explotación de oro, denominado Arco Minero del Orinoco, otorgando concesiones a 150 empresas de 30 países diferentes, lo que representa una explotación irracional de los recursos mineros de todos los venezolanos, que podría eventualmente agotar el mineral, además de devastar un espacio natural de valor incalculable por su biodiversidad, una situación similar a la provocada en Cubagua por el Estado español”, destaca su publicación.

Le puede interesar: Argentina aprueba presupuesto ajustado a pacto con el FMI

- Publicidad -

“Con estos ejemplos queda demostrada la tesis de Ostrom que las comunidades pueden administrar más eficientemente los recursos de uso común que el Estado o las privatizaciones, al menos en el caso venezolano, donde hasta la libertad ciudadana se ha agotado por sobre explotación ilegítima del gobierno”.

Aquí puede leer el trabajo completo de Yarelys Abarca.

- Publicidad -