Sostienen que se recrudece la crisis de dinero en efectivo en el país

0
493
- Publicidad -

La principal consecuencia de la falta de efectivo en Venezuela es la “ralentización” de las operaciones financieras de los venezolanos, lo que va desde algo tan simple como no tener dinero para pagar un pasaje de transporte público, coinciden expertos en economía.

El economista Orlando Ochoa resaltó tres factores que influyen en la actual escasez del efectivo, uno que el gobierno ha hecho contratos con proveedores extranjeros de las piezas monetarias y se ha retrasado en los pagos, por lo cual tiene problemas para su fabricación porque tiene un alto costo, según reseña El Universal.com
 En segundo lugar, la demanda de efectivo con la hiperinflación sube y eso lleva a que se emitan piezas más grandes del cono monetario.
 En tercera instancia, destaca, las actividades ilegales de contrabando en la frontera y los altos cobro de comisiones que también se hacen en efectivo. “De modo que eso es un problema gubernamental, creo que la Superintendencia de Bancos debería permitir que la actualización de los límites de las tarjetas de débito y crédito fuese más rápida actualizándose a la verdadera tasa de hiperinflación, porque se podrían hacer operaciones más grandes y tener menos dificultades que congestiones el sistema de transacciones electrónicas”, precisó el profesor universitario.
En este sentido, recomendó a la población que use las transacciones electrónicas y utilicen el efectivo racionalmente, pero insistió en que el problema es causado por las desacertadas políticas del Gobierno.
José Guerra, diputado de la Asamblea Nacional, coincide en que la escasez de efectivo en Venezuela se debe a “torpes políticas económicas” impulsadas por el Gobierno que en julio registró un aumento en la inflación de 249%, “la más alta del mundo”, apuntó.
“El aumento de los precios de los productos y servicios está provocando que los saldos de efectivo sean insuficientes para financiar las transacciones de la economía”, alertó.
 El parlamentario criticó que el Banco Central de Venezuela imprima papel moneda de manera inorgánica, pues ello solo agudizará la crisis en lugar de solucionarla, insistió. “La realidad es que no hay el efectivo que el Gobierno decía que había, porque lo que estamos presenciando en las colas a los pensionados que no reciben su dinero, como se había prometido”, dijo el exdirector del BCV.
A su juicio, no hay efectivo suficiente y recalcó “me da la impresión de que el efectivo no llegó completo, porque no veo otra razón para poner a nuestros abuelos a pasar por estas calamidades”, concluyó.
Estima que en las próximas semanas la escasez se va a agudizar y, considera además, que el dinero no va a alcanzar para comprar los productos de la canasta básica.
Por su parte, Francisco Faraco catalogó de “insólito” que el país esté atravesando por una crisis de dinero físico. “Esto nunca se había visto en Venezuela”, indicó. Rechazó que el Gobierno no tome medidas rápidas para resolver este problema a los ciudadanos.
 “Un Gobierno que ni siquiera es capaz de hacer lo que hicieron en Bolivia cuando tuvieron ese problema. En Bolivia sellaban los billetes, y al de 10 mil le ponían tres ceros más y pasaba a ser de 10 millones. Cosas así, medidas que permitan aliviar el problema, pero aquí ni siquiera eso. Aquí no hay quien se ocupe de los problemas” puntualizó el economista.
Mientras que, el presidente de la Coordinadora Nacional de Transporte (Conatrans), Pedro Rodríguez aseveró que la lucha del sector transporte es en todos los estados, y que los problemas “más grandes que vivimos a diario, ya lo vivimos con el efectivo, con los insumos”. Acotó que “aquí lo que queremos es una sola política nacional que nos ayude a buscar la solución real de esta problemática que nos incluye a todos, al de a pie, al usuario, a las mujeres embarazadas, discapacitados, a todos los sectores como tal”.
 
Consecuencia de mafias 
Para el economista Tony Boza “ha habido un problema de control por parte del Estado de la banca comercial que se ha prestado para las mafias, porque no se han intervenido las verdaderas cadenas de fluidificación de mercancía”, aseveró.
Los billetes se van por las fronteras con Colombia, Brasil y hacia algunas islas del Caribe, sostuvo el también conductor de un programa en un canal del Estado.
 “Se está secuestrando el efectivo por parte de unas mafias, para el uso en las fronteras, y el asunto tiene que ver con que ha habido un error, una equivocación, en la forma como se ha abordado el problema del efectivo”, añadió.
- Publicidad -