Fiscalizaciones y detenciones arbitrarias de comerciantes dejan nuevamente los anaqueles vacíos

0
531
Foto William Urdaneta
- Publicidad -

Anaqueles vacíos o comercios con largas colas. Otro resultado de las medidas económicas gubernamentales. Al menos 11 comerciantes han sido detenidos por irregularidades en los precios de venta de sus productos. Las regularizaciones nuevamente imponen la anarquía para conseguir alimentos. Las fiscalizaciones, por otro lado, no se extienden a todo el sector económico que bajo la mirada cómplice de las autoridades mantienen el descontrol de la economía. “Ningún comerciante en ninguna parte del mundo quiere trabajar a pérdida. Ante la ola de escarnio público, han dicho para qué trabajar con esos alimentos, y lo que han hecho es parar los pedidos”, alegó el presidente de Camcaroní.

La semana pasada, tres comercios de la UD-145, en San Félix, fueron cerrados luego de las fiscalizaciones de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). Esta semana se contabilizan al menos 11 detenciones de comerciantes cuyos establecimientos fueron inspeccionados junto con el Ministerio Público, Guardia y Policía Nacional, según pública Correo del Caroní, reseñado en La Patilla.

Las aprehensiones arbitrarias fueron hechas porque, de acuerdo con los funcionarios del régimen, los empresarios violentaron el artículo 51 de la Ley de Precios Justos, en relación a la venta de productos o prestación de servicios a precios superiores fijados por la Sundde.

- Publicidad -

Uno de los detenidos de manera preventiva fue Fernando Goncalves, dueño del Supermercado Santa María de la parroquia Cachamay en Puerto Ordaz. De acuerdo con el parte oficial, se evidenció una alteración de precios de los productos Sal Bahía de 900 gramos y Vinagre Heinz en su presentación de un litro.

Otro de los apresados es Carlos García Parra, del establecimiento comercial Massa, ubicado en la zona industrial Unare II de Puerto Ordaz. El parte de las autoridades indica que además de la alteración en los precios de leche condensada Natulac en su presentación de 397 gramos, tampoco contaban con la permisología del Seniat para la comercialización de 25 cajas de licores.

Lea el trabajo completo en Correo del Caroní.

- Publicidad -