Desequilibrio y descapitalización enfrenta la industria nacional a días del paquetazo

Conindustria considera que en los días venideros "veremos un incremento substancial en las presiones inflacionarias por lo que recomienda a las empresas una actualización inmediata de sus estructuras de costos"

0
493
- Publicidad -

A 13 días del paquete de anuncios presentados por el presidente Nicolás Maduro bajo el nombre del Plan de Recuperación Económica, la cotidianidad venezolana ha visto recrudecer las dificultades que golpean a diario a los ciudadanos. Desde los sectores productivos, comerciales y hasta los propios trabajadores, jubilados y pensionados, padecen los efectos de estas decisiones que han recibido bajo una gran incertidumbre y confusión.

Medidas presentadas a cuenta gotas desde el viernes 17 de agosto, contradictorias en sí mismas a juzgar por algunos analistas y la historia repetida de acciones de control y fiscalización arrojan entre los principales resultados del llamado por la firma de análisis Ecoanalítica ” Viernes Rojo: Sacrificio sin Beneficio”;  escasez y anaqueles de comercios vacíos, en particular de supermercados y redes de farmacias; reaparición de grandes colas para la compra de alimentos, el incremento voraz de los precios de bienes y servicios que reafirma el proceso hiperinflacionario y la amenaza de cierre de empresas.

200 detenidos y 500 negocios sancionados

- Publicidad -

En el ámbito comercial según los últimos datos aportados, las autoridades del país han detenido al menos 200 personas y sancionado a 500 comercios como acciones tomadas en el marco del plan de “recuperación económica” impuesto por el gobierno venezolano.

“Han salido más de 200 detenidos por delitos como remarcaje de precios, especulación, acaparamiento y boicot de la economía”, se publicó en un boletín de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde), que agrega que han inspeccionado más de 2.000 establecimientos en los últimos días para supervisar que se cumplan las medidas económicas establecidas por el gobierno venezolano. Según el comunicado, la Sundde ha recibido más de 50.000 denuncias por irregularidades en los métodos de pago y en los precios de los productos.

Desequilibrio y descapitalización de la industria

Desde el punto de vista productivo, para el sector industrial, “la magnitud de los ajustes anunciados crea desequilibrios importantes para las empresas tanto en reservas operativas para hacerle frente a las erogaciones obligatorias, en pérdidas de pasivos resultantes, en flujo de caja por los incrementos de precios y costos resultantes, en descapitalización derivada de la pérdida del poder adquisitivo del bolívar como moneda de curso legal y en pérdidas en ventas como consecuencia del poder adquisitivo de los consumidores”

De acuerdo con información del organismo cúpula industrial, Conindustria, “los anuncios oficiales han generado incertidumbre y ansiedad tanto entre agremiados como trabajadores, proveedores y consumidores, por lo cual el comercio entre empresas ha tenido una disminución significativa en el número de transacciones que siguieron al viernes 17 de agosto”.

“Esta ansiedad es visible en la tasa de cambio del mercado paralelo, la cual es un reflejo de las distorsiones de la economía y de la prima de riesgo imperante en el país”, señala el organismo en comunicación emitida a sus afiliados a propósito de la situación que enfrentan.

Conindustria considera que en los días venideros “veremos un incremento substancial en las presiones inflacionarias por lo que recomienda a las empresas una actualización inmediata de sus estructuras de costos, a fin de exponer los cambios ocurridos y poder sustentarlos ante inminentes y agresivas fiscalizaciones”

Sobre los ajustes fiscales, el gremio industrial destaca que “representa un incremento en la carga fiscal para las empresas, pero también para los consumidores”. Aun cuando las empresas ahora enfrentarán tres tipos de impuestos por ventas, “todos estos gravámenes representan transferencias desde el bolsillo de unos muy empobrecidos consumidores, a las arcas del Estado”

Dominación y control

El diputado a la Asamblea Nacional, Rafael Guzmán, publicó en su cuenta en Twitter que a horas de la entrada en vigencia del nuevo salario mínimo nacional anunciado por el presidente Maduro, no se ha hecho formal su publicación en Gaceta Oficial que aclararía muchas de las dudas que mantienen empresarios y trabajadores al respecto.

Desde la Comisión Delegada de la AN, Guzmán denunció que lo anunciado no son medidas económicas, sino mecanismos de dominación y control social.

Advierten que “el salario mínimo que nadie ha cobrado fijado en 1.800 bs.S ya se quedó corto ante el 50% de inflación de la última semana. No hay ‘precio acordado’  que aguante este fracaso económico y mucho menos hay posibilidad de reabastecer supermercados con hostigamiento”

Según el economista Asdrúbal Oliveros, “si las presiones no desaparecen, en poco tiempo, el nuevo salario mínimo será nuevamente equivalente a USD 1 en el mercado paralelo. Estas son cosas que no se solucionan por decreto”, advirtió.

Considera igualmente el analista que “las medidas son para sostener al gobierno y sus grupos. No están pensadas para que la vida de los ciudadanos mejoren. Así que el corto y mediano plazos lucen cuesta arriba, especialmente por la dinámica de la hiperinflación”

- Publicidad -