Cedice: Restricciones bancarias son parte de la arquitectura de control que diseña el gobierno de Maduro

"Bajo ningún concepto se puede perjudicar la disponibilidad de activos de los ciudadanos. Esto es un nuevo avance en el objetivo del gobierno de conculcar el derecho de propiedad de los venezolanos", señaló la investigadora Ana María Carrasquero

0
776
- Publicidad -

Como un nuevo avance en el objetivo del gobierno de conculcar el derecho de propiedad de los venezolanos define Ana María Carrasquero, investigadora del Observatorio de Derechos de Propiedad (ODP) del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), la orden dada por la Superintendencia de Bancos (Sudeban) a las instituciones financieras del país para que establezcan nuevas limitaciones en torno al movimiento de cuentas radicadas en Venezuela desde el exterior, según informaron la noche de este lunes fuentes bancarias.

“Se trata de una franca violación del derecho de propiedad garantizado en el artículo 115 de la Constitución y está enmarcado dentro de todos los anuncios hechos desde el pasado 17 de agosto, que no son otra cosa que la profundización de los distintos mecanismos de control del gobierno”, señaló.

Carrasquero recalcó que esta nueva exigencia a la banca no es una medida aislada al asegurar que “es parte del paquetazo de medidas que son parte de la arquitectura de control que se afina cónsona con la implantación del socialismo del siglo XXI”.

- Publicidad -

La nueva normativa está contenida en un oficio enviado en la tarde del lunes a los bancos por la  Unidad Nacional de Inteligencia Financiera (UNIF) adscrita a Sudeban, dijeron las fuentes.  El oficio fechado el 27 de agosto y firmado por el superintendente encargado Antonio Morales Rodríguez ordena a los bancos “lnformar a sus clientes que deberán notificar a la institución bancaria de sus viajes al exterior, indicando lugares de destino y tiempo de viaje”.

Aseveró la investigadora de Cedice que “bajo ningún concepto se puede perjudicar la disponibilidad de activos de los ciudadanos que está garantizado en la Constitución. Como ciudadanos somos propietarios de nuestros activos incluyendo los saldos en nuestras cuentas bancarias”

A menos que notifiquen previamente y antes de salir del país los detalles de su viaje, los propietarios de las cuentas no podrán movilizar sus dineros desde IP (direcciones de Internet) registradas en el extranjero, según la orden.

Se informa a sus clientes que de tener previsto viajar fuera del territorio nacional y requieran hacer uso o movilizar sus instrumentos financieros bajo cualquier tipo de operación, estos deberán notificar previamente a la institución bancaria dichas circunstancias, indicando expresamente el lugar o lugares de destino y el período correspondiente”, señala el documento en su versión electrónica.

“En el caso que la Institución Bancaria identifique alguna transacción que corresponda a clientes que no hayan efectuado la notificación prevista en el literal anterior, cuyas direcciones lP (lnternet Protocol) se encuentren fuera de la República Bolivariana de Venezuela, deberá esa entidad bancaria efectuar de manera preventiva un condicionamiento especial que imposibilite los accesos para realizar transferencias en línea de los instrumentos pertenecientes a dichos clientes” , agrega.

Más mercados negros

“Lo que podemos extraer de todo esto esto es lograr el control total sobre la sociedad. Están tratando de cerrar el círculo de control sobre los venezolanos”, sostuvo la socióloga.

Para Carrasquero, esta nueva acción oficial abre una nueva puerta a la instauración de mercados paralelos en todos los ámbitos donde han establecido los controles.

“Estas medidas van a generar más mercados negros y más modalidades paralelas. Dentro de las características de las crisis que vivimos una de las características es el hundimiento de la economía formal y auge de la economía informal articulada mediante redes clandestinas”, explicó.

Al cierre de esta nota, se conoció que la Superintendencia se encontraba reunida con los representantes de la banca, donde podría conocerse la formalidad de la información difundida.

- Publicidad -