CANDELARIA al cumplir 268 años vive el colapso de los servicios y de la red comercial

0
621
- Publicidad -

Tal día como hoy un 25 de agosto de 1750 era fundada la parroquia Candelaria, una de las más populosas de Caracas y calificada por muchos como el centro gastronómico de la capital, pero en la actualidad muestra su rostro menos agradable al centrarse en ella un cumulo de problemas como son la falta de agua, energía eléctrica y las constantes invasiones a edificaciones que han convertido a la zona en un foco de inseguridad. Esta realidad fue debatida en un interesante conversatorio auspiciado por Crónica Uno y la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria en los salones de la Asociación de Trabajadores, Emprenderos y Microempresarios (Atraem)

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que La Candelaria la cual antes era recordada por su atractivo cultura e histórico hoy la identifican como icono en inseguridad y caos de servicios públicos. “El regalo de Nicolás Maduro y Erika Farías a los vecinos en el cumpleaños de su parroquia es dejarlos hasta tres meses sin agua, constante apagones que les han dañado sus electrodomésticos y estos sin dejar de lado las calles inundadas de basura con olores nauseabundos”, dijo.

Rojas develó que las invasiones han sido el principal problema generador del deterioro de La Candelaria, ya que en las zonas donde existen tomas ilegales se convierten en focos de violencia e inseguridad reinando la anarquía y el caos. “En nuestra parroquia hay un record guinness en invasiones con 34 edificaciones tomadas, las cuales son centro para diferentes delitos como atracos, robos, secuestros y hasta homicidios siendo amparados por el Gobierno nacional y municipal bajo la excusas de ser afectos al PSUV. Estas son controladas por colectivos quienes pistola en mano hostigan a los vecinos y comerciantes”.

- Publicidad -

El vocero de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria y Caracas Ciudad Plural señaló que el último obsequio del régimen de Nicolás Maduro a los vecinos es el ataque directo a los comerciantes, a quienes el SUNDDE y PNB hace pocos días iniciaron un acoso directo fomentando saqueos controlados y quiebra de sus negocios. “Podemos ver a estas horas como policías encapuchadas con armas largas amenazan a bodegueros, carniceros y panaderos con cerrarles sus negocios, incluso ya se está efectuando extorsiones previo pago de dinero o mercancía para evitar sanciones o ir hasta detenidos”, afirmó.

Concluyó recalcando que veces las cosas malas traen cosas buenas, tal fue el caso de la expropiación ilegal del Centro Comercial Sambil La Candelaria trajo como consecuencia la unión vecinal para protestar y exigir su devolución a sus legítimos dueños, o manifestaciones contra las invasiones han logrado presionar a los cuerpos de seguridad para que algunas sean desalojadas como el Hotel Inter hace pocas semanas. “La organización comunitaria es el muro de contención contra las arbitrariedades y La Candelaria es ejemplo a seguir en este aspecto. Teniendo como uno de sus sueños convertirse en municipio junto a las demás parroquias del norte de Caracas”.

La Candelaria y su hermosa historia

 

Dómel Silva, historiador de la UCV, hizo un recuento histórico de la Parroquia La Candelaria y mencionó  algunas de las anécdotas que dan nombre a sus esquinas, como que la esquina de Romualda está dedicada a una señora cocinera que se hizo famosa por vender un Mondongo muy exquisito, o que en la esquina de Avilanes vivía una familia de músicos con ese apellido.

El asesor histórico de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, comentó que en la parroquia se presenciaron dos intentos de magnicidio. Durante la celebración de los carnavales del año 1900, estuvo a punto de ser asesinado el General Cipriano Castro, en las inmediaciones de la esquina de Manduca, a manos de un hombre llamado Anselmo López, quien se abalanzó sobre el coche presidencial blandiendo un arma de fuego y un puñal. El otro caso fue el 27 de mayo 1957, durante la visita a Venezuela de Juan Domingo Perón, con un intento fallido de asesinarlo con un carro bomba, entre las esquinas Venus y Paradero.

Silva además contó que el 23 de mayo de 1895 se dio lugar el primer juego oficial de béisbol de Venezuela con el único equipo de ese deporte que existía para la época en Caracas, como no tenían contrincantes los jugadores decidieron dividirse en dos equipos (rojos y azules) y hacer una caimanera entre ellos mismos, el partido se llevó a cabo en un campo abierto en las cercanías de la estación del tren en Quebrada Honda.

Todo esto fue en el marco de un conversatorio donde ponentes como María Monterola, Carlos Julio Roja, Lisbeth Cordero, Luis Benedicto Vera, Elio Herrera y Dómel Silva debatieron juntos a vecinos sobre el pasado de la parroquia, sus problemas que le afectan en la actualidad y la visión de futuro que tienen los actores que hacen vida en esta zona del norte de Caracas. La Candelaria destaca por su valor histórico, actividad comercial, labor social y alta participación vecinal.

- Publicidad -