Refinerías venezolanas en peligro de confiscación

0
741
- Publicidad -

En 2007, después de la expropiación por parte de Venezuela de miles de millones de dólares de activos de compañías estadounidenses como ExxonMobil y ConocoPhillips, pensar en remedios potenciales se volvió innegable.

Dado que la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela, SA es propietaria de las refinerías Citgo en los EE.UU. las compañías que habían perdido miles de millones de dólares en activos deberían apuntar a estas refinerías para su incautación como compensación, reseña Oil Price.

Estas refinerías tienen las mismas vulnerabilidades que los activos estadounidenses en Venezuela, que fueron confiscados. Representan una infraestructura en el terreno que no se puede eliminar del país. Citgo tiene tres grandes complejos de refinación en los EE.UU. con una capacidad total de refinación de 750,000 barriles por día. Reconociendo la vulnerabilidad de la incautación de activos, Pdvsa intentó vender estos activos en 2014 y los valoró en US$ 10 mil millones.

- Publicidad -

Ese valor puede ser extremadamente exagerado, teniendo en cuenta que Venezuela posteriormente comprometió el 49,9% de Citgo al gigante petrolero ruso Rosneft como garantía por un préstamo de US$ 1.500 millones.

En los últimos años, Pdvsa ha perdido una serie de arbitrajes relacionados con expropiaciones y las empresas han estado buscando oportunidades para cobrarlos. En mayo, ConocoPhillips incautó algunos activos de Pdvsa en el Caribe para hacer cumplir parcialmente un laudo de arbitraje de US$ 2 mil millones por la expropiación de Venezuela en 2007.

ConocoPhillips había buscado hasta $ 22 mil millones, el mayor reclamo contra Pdvsa, por los contratos desconocidos de sus proyectos petroleros de Hamaca y Petrozuata. La compañía está llevando a cabo un caso de arbitraje separado contra Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial.

El CIADI ya declaró ilegítima la toma de control por parte de Venezuela, abriendo el camino para otra adjudicación de miles de millones de dólares.

La semana pasada, un fallo judicial abrió la puerta para que se incauten los activos de Citgo para pagar estos juicios.

La extinta minera de oro canadiense Crystallex recibió un laudo de US$ 1,4 mil millones por la nacionalización en Venezuela de una operación de extracción de oro de Crystallex en el país en el 2008. Un juez federal de los EE.UU. dictaminó que un acreedor podría incautar los activos de Citgo para hacer cumplir este laudo.

Esta decisión seguramente desencadenará un frenesí de búsqueda entre aquellos que han ganado sentencias de arbitraje contra Venezuela.

Hasta que no se resuelvan los fallos legales, es difícil decir cuáles empresas terminarán con los activos de Citgo. Pero parece muy probable que no sea PDVSA.

Con información de lapatilla.com 

- Publicidad -