Reuters: Pdvsa abandona su cadena de gasolineras en Argentina para que se sostengan por sí mismas

0
1027
REUTERS/Marcos Brindicci
- Publicidad -

Cuando la estatal venezolana PDVSA veía cómo el desplome en los precios del crudo y los desmanejos corporativos devastaban sus finanzas, de forma simultánea inyectó millones de dólares en Petrolera del Conosur, una operadora de gasolineras en Argentina que controla y funciona a pérdida.

Sin embargo, a fines de 2017, arrinconada por una caída en su producción y la crisis económica venezolana, PDVSA decidió eliminar los pagos de apoyo a la compañía en Argentina, señaló una persona con conocimiento de las operaciones de Petrolera del Conosur, publica Reuters.

Entre 2013 y 2017 las transferencias sumaron 89 millones de dólares, de acuerdo a una revisión que hizo Reuters de datos del regulador de mercados financieros de Argentina. El período coincide con los años en que Venezuela intentó, sin éxito, expandir hacia el cono sur la “petro-diplomacia” que aplicó en el Caribe.

- Publicidad -

La rentabilidad probablemente nunca fue el verdadero objetivo de la aventura venezolana en Argentina, dijo David Mares, un profesor de ciencias políticas en la Universidad de California.

En el 2006, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez desveló un plan para convertir a PDVSA, por entonces solo una empresa comercial, en una herramienta política nacional e internacional.

Hasta el desplome de los precios del crudo en 2014, el Gobierno de Venezuela utilizó a PDVSA para financiar programas de asistencia social domésticos y proveer a países de la región con combustible barato para promover su modelo socialista y contrarrestar la influencia de Estados Unidos.

El caso más conocido es el de Petrocaribe, un programa mediante el que Venezuela envía crudo y combustibles a países caribeños bajo generosos términos de crédito o en intercambio de otros productos.

Pero Chávez también firmó acuerdos con otros gobiernos de la región, incluyendo a los de Argentina y Uruguay, para venderles combustible e invertir en infraestructura del sector energético.

“La idea de tener una serie de gasolineras en Argentina entraría en ese contexto. Es para mostrarle a la gente los beneficios de la revolución bolivariana en un plano cotidiano”, dijo Mares, que agregó que lo sorprendente del caso es que haya durado tanto tiempo ya que PDVSA y Venezuela están en la quiebra.

PDVSA adquirió en 2006 el 46 por ciento de Conosur a la petrolera estatal uruguaya ANCAP, y en 2010 amplió su participación al 94 por ciento. El sitio web de la compañía venezolana aún publicita el objetivo de operar 600 gasolineras en Argentina y conquistar el 12 por ciento del mercado del país.

Las dificultades de Conosur se producen en momentos en que otros emprendimientos internacionales de PDVSA sufren reveses o tienen que cerrar, como el caso de Hovensa, una refinería en las Islas Vírgenes estadounidenses que operó junto a Hess Corp y que se declaró en bancarrota en 2015.

Todo el trabajo de Reuters aquí 

- Publicidad -