Pago del salario debe hacerse en bolívares como moneda de curso legal

La devaluación y la pérdida del poder adquisitivo va a ser inminente y cada vez más acelerada con el anclaje a una criptomoneda, aseguró el abogado laboral Jair De Freitas.

0
2667
- Publicidad -

El abogado experto en materia laboral, Jair De Freitas, sostuvo este martes que, de acuerdo con los principios laborales, los salarios deben ser pagados en bolívares pues es la moneda de curso legal en el país a la fecha.

Aunque destacó que habrá que esperar a ver como se pondrá en práctica el anuncio oficial de anclar el salario a valores de una criptomeda como el petro, a la que nadie hasta ahora tiene acceso, se deben respetar los principios de “intangibilidad, progresividad e irrenunciabilidad”. “Ningún trabajador debe ser desmejorado”, alertó durante el programa televisivo Noticias Globovisión Economía.

El abogado recalcó que “una de las cosas que hay que considerar es cuál es la moneda de curso legal para pagar los salarios”, al hacer referencia al pago de los salarios por parte de algunas empresas que manejan divisas.

- Publicidad -

Destacó que hay empresas en las que “miden el salario como yo quiera” pero al “momento de ejecutar el pago, se tiene que hacer en bolívares”, ya que es la moneda de curso legal dentro de Venezuela.

“No debería suprimirse el bolívar como mecanismo de pago del contenido salarial, lo que obligaría a entender que, si hay alguna mención a su equivalencia a la criptomeda, solo debe hacerse a valor referencial hasta tanto se haga la evaluación del comportamiento de esa moneda en términos resultados y de disminuir la inflación como ha dicho el gobierno”, sostuvo.

En lo particular considera que el petro “navegará por el mismo camino de costumbre en una economía donde no existe control de políticas fiscales y monetarias, y donde la devaluación y la pérdida del poder adquisitivo va a ser inminente y cada vez más acelerada”.

Dijo De Freitas que en el fondo anclar la economía a una criptomoneda, es reconocer una moneda internacional como el dólar y que la economía venezolana, fundamentalmente de importaciones, depende de esa divisa.

“Aunque no se le quiera llamar dólares sino petro, en el fondo se está diciendo que hay una tasa internacional en la que se tienen que cotizar tantos productos como servicios”.

Aseveró que “la economía depende de esa divisa”, al hacer referencia a los dólares y al mercado internacional.

Esto traerá en principio una distorsión entre el poder adquisitivo de los venezolanos y el costo real de bienes y servicios a esta moneda que en teoría se va admitir, aunque en una situación controlada que será manejada por el Estado y con precios relativamente estables asociados al barril de petróleo.

“Esta primera distorsión involucra un ajuste real del salario y nos coloca en el dilema que el mismo no corresponde a un esquema de producción y productividad, y por lo tanto va a comprometer las plazas de trabajo existentes y enervar la creación de nuevas fuentes de trabajo”, sostuvo el especialista.

- Publicidad -