Maduro aplica “paquetazo de los 90 recargado”

0
1809
- Publicidad -

La Revolución se sentó sobre la base del llamado paquetazo neoliberal de Carlos Andrés Pérez, jurando que jamás adoptaría políticas “hambreadoras” que afectaran el desarrollo del pueblo.

Veinte años después analistas señalan que superaron con creces los efectos negativos que traerían según los más críticos la estrategia diseñada por Miguel Rodríguez.

Uno de los temas más álgidos y explosivos siempre fue en los últimos años luego de los sucesos del Caracazo el precio de la gasolina. Recordamos a Hugo Chávez señalando de forma reiterada que en Venezuela no había razones para aumentar el combustible pues era un país productor capaz de mantener ese beneficio.

- Publicidad -

Se llenaron la boca por años como se dice en el argot coloquial, mientras varios especialistas clamaban por la sinceración progresiva del precio del combustible cuando sin duda vivíamos tiempos de mayor estabilidad del ingreso del venezolano.

El diputado Ángel Alvarado integrante de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional señala que se trata de un “paquetazo típico de los años 90 pero sin los beneficios que estos traían como acceso a los mercados, préstamos que permitían equilibrar las cuentas entre otros elementos que intentaban compensar el impacto de los ajustes macroeconómicos”.

Por su parte, otros economistas como Alejandro Grisanti reflexionan sobre el impacto que tendrá la medida en la reducción de la brecha fiscal. Las cifras que se manejan revelan que el actual subsidio general a la gasolina representa 5 mil millones de dólares al año, lo que equivale a 8 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) por lo que cobrar a precios internacionales a la población que no posea el “Carnet de la Patria” podría generar ingresos que contribuyan a cerrar “algo” esa brecha; sin embargo, luce insuficiente como fuente de ingresos para solventar el abismo fiscal al que se enfrenta la República.

Una de las preguntas determinantes es cuál será el precio por litro de gasolina que el gobierno establezca, pero el Ejecutivo dejó la medida en el aire al no ofrecer detalles.

Por ejemplo está la tasa Dicom que la semana pasada se ubicó a razón de Bs. 251.938 por dólar o la tasa para las remesas que este lunes alcanzó la cifra histórica de Bs. 4.010.000 por dólar, registrando así una importante devaluación del signo monetario.

Otros analistas como el economista Gorka Lalaguna, señala que la fijación de un subsidio directo a través del Carnet de la Patria conducirá a un fracaso inminente “si asumimos un tipo de cambio acorde con la evolución del precio final del hidrocarburo”.

Lalaguna considera que la ventaja de cobrar precio internacional a los no carnetizados  es poca y tenderá a ser cero conforme la hiperinflación avanza.

- Publicidad -