El venezolano vive con un salario pulverizado por la hiperinflación

0
2288
- Publicidad -

Caracas.- Desde enero hasta junio el gobierno de Nicolás Maduro aumentó cuatro veces el salario mínimo pero ese aumento no sirvió ni para cubrir la cesta básica alimentaria el mismo día que se cobró.

Se contempla que para este mes de agosto vuelva a darse un nuevo aumento de salario integral, pero aun cuando aumente el 200% del actual salario mínimo seguirá muy por debajo de lo que se necesita para cubrir las necesidades más básica.

El director de Econoanalítica, Alejandro Grisanti, aseguró en la entrevista realizada en el programa Con Todo y Penzini que un aumento salarial que en verdad sirva para que el venezolano pueda adquirir los bienes tiene que ser significativo, “muy fuerte”, involucrando además al sector privado en esta propuesta; sería la única manera de mantener el capital laboral de las empresas.

- Publicidad -

Ese aumento podría significar una indexación a la inflación que está viviendo el país. Según cálculos de la Asamblea Nacional, la hiperinflación acumulada en los primeros seis meses del año 2018 enero-junio, llegó al 4.684,3%.

El salario mínimo integral (salario mínimo + ticket alimentación) se fijo en junio en 5 millones 196 mil de bolívares. Para que el salario mantuviera el mismo poder adquisitivo de junio, en julio ya debió haber aumentado a Bs. 12,6 millones. Si la inflación mensual promedio del segundo semestre, se ubica en 143,6%, a inflación a fines del 2018 alcanzaría 1.000.000%, según la proyección el FMI, según publicó Venezuelaaldia.com.

Para que el salario conservase el poder adquisitivo de junio, el diciembre deberá ser de 1.086 millones de bolívares.

- Publicidad -