La inflación semanal y mensual marca la pauta

0
2163
- Publicidad -

En la actualidad la estimación anual luce desproporcionada, difícil de explicar y menos de entender

La espera por los precios de los 50 productos se está volviendo una “guachafita” como todos los planes económicos que ha anunciado el gobierno.

La hiperinflación es tan voraz que no hay precio que aguante más de pocos días, pues el incremento de los costos de producción e importación es constante como ya tantas veces se ha explicado.

- Publicidad -

El pasado viernes el Presidente Maduro describía que “la fuerza no le cabía en el cuerpo” y que “le picaba la lengua” por contar sobre el plan económico radical que anunciará próximamente.

Ese día firmó nuevas resoluciones que le otorgan más poder a Tareck El Aissami quien también pasa a controlar también las empresas básicas.

Sin embargo, no hay medidas de fondo y en esto hay que insistir. El único sector que obtuvo un impulso grande en su escala salarial fueron los militares y ya sabemos las razones. Sin embargo, ni 300 millones de bolívares son suficientes para atender todos los requerimientos a los que debe hacer frente una familia en Venezuela.

El resto de la masa trabajadora nacional labora prácticamente de gratis, pues todo lo deja en pasaje para llegar a las empresas o comprando lo poco a lo que puede acceder con el sueldo que no hay manera de rendir.

La pasada semana Ecoanalítica destacó “tuvimos una medición de inflación en torno al 27,3 por ciento y este es nuestro nuevo récord semanal y es probable que sea el nuevo récord histórico”.

El estimado de la cifra de inflación para el cierre de año es de 1.300.000 por ciento y advierten que es una “proyección conservadora”.

La medición diaria, quincenal como lo hace Cedice o mensual como también lo hace la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional es el más largo lapso con el que se puede trabajar, pues ya la estimación anual luce desproporcionada y muy difícil de manejar y menos comprender.

 

- Publicidad -