Descifrando el mercado/Tomarse un cafecito nunca costó tanto

0
1513
- Publicidad -

En Venezuela, como en muchos países del mundo, tomar café en la mañana es algo muy común a lo que acostumbran los adultos. Algunos lo hacen antes, durante o después del desayuno, incluso varias veces al día. De hecho, según la Organización Mundial de la salud (OMS), esta bebida ayuda a prevenir varios tipos de cáncer.

Pero todos estos beneficios son cada vez menos aprovechados por los venezolanos, el país en hiperinflación que ve como un kilo de café va desde 12 a 15 millones de bolívares, 7 veces el bono de alimentación.

Existen otras alternativas, a las que llaman “café artesanal”, el cual se puede conseguir en alrededor de 2 millones por kilogramo. Aunque su calidad disminuye en cuando al empaquetado, es una opción que han tomado aquellos que no pueden vivir sin una taza de café.

- Publicidad -