Dos protestas diarias por alimentos ocurrieron en mayo según OVCS

0
2524
- Publicidad -

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 850 protestas durante el mes de mayo de 2018, equivalente a un promedio de 28 diarias manteniéndose los reclamos de los ciudadanos por alimentos y medicamentos.

La inseguridad alimentaria es un problema que persiste, pese a que el pasado mes de mayo se registró un número inferior de protestas con respecto al inicio del año.

Del total, el OVCS documentó 70 protestas vinculadas a dificultades para acceder a alimentos, siendo Caracas, Miranda, Falcón, Lara y Anzoátegui los principales focos del conflicto. Un promedio aproximado de dos protestas diarias por alimentos.

- Publicidad -

En la semana previa de la jornada de votación, se evidenciaron largas colas de personas frente a los Abastos Bicentenarios, administrados por el Gobierno, para acceder a alimentos a precios regulados o con descuentos. Esto se constituyó en un hecho discriminatorio y condenable, por cuanto se utilizó la venta de comida con fines políticos partidistas y como mecanismo de control social, reseñaron nota de prensa.

El OVCS llama la atención que, ante la falta de políticas coherentes, han surgido grupos que se aprovechan de la necesidad de los ciudadanos, para establecer diferencias de precios según el tipo de pago, bien sea dinero en efectivo o por medio de tarjeta de débito, crédito o transferencias electrónicas.

Por el derecho a la salud

De los 850 protestas protagonizadas en mayo de este año, 94 fueron vinculadas a las exigencia de derechos vinculados a la salud, según el reporte del OVCS.  

Cada vez más los pacientes crónicos junto a sus familiares han asumido el protagonismo de las protestas, a pesar de sus padecimientos y cuidados clínicos se han visto en la necesidad de tomar las calles de manera pacífica. “Nos preocupa la sistemática negación del Estado sobre la visible crisis del sector salud y la criminalización de quiénes la denuncian”, alertan.

La falta de respuesta por parte del Estado, el avance de las enfermedades y el deterioro de la salud, los ha obligado de manera desesperada a realizar cierres de calle, marchas y concentraciones,  para visibilizar su preocupación ante la difícil situación y exigir acceso a medicinas y tratamientos.

Los altos costos, la escasez, el deterioro de la infraestructura hospitalaria y la falta de insumos dificultan la detección de patologías, su tratamiento para frenar o detener la enfermedad y, por ende, pone en riesgo la vida de los pacientes, reitera el OVCS.

Es necesario que el Gobierno acepte cooperación humanitaria internacional, que han ofrecido algunos países con el apoyo de organismos multilaterales y la iglesia católica, para garantizar las condiciones mínimas de supervivencia de los venezolanos, señala la nota de prensa.

- Publicidad -