Varguenses sacrifican la carne y el pollo y optan por queso y mortadela

Se preocupan porque el lácteo tampoco es ajeno a la inflación

0
923
- Publicidad -

El queso blanco duro se está convirtiendo en la alternativa para el venezolano que espera mantener la proteína en su mesa pero, como la mayoría, no gana lo suficiente para pagar por carne o pollo con regularidad. Así lo comprueba un recorrido pod mercados del estado Vargas.

Elio Ramos señala desde el Mercado de Maiquetía, donde se encontraba comprando queso, que opta por el producto debido al alto costo de la carne de res y el pollo. Sin embargo, reconoce que la cosa no pinta bien, ya que también los precios del lácteo aumentan casi a diario: “La semana pasada compré a un precio, y hoy tengo que pagar más por la misma cantidad de queso”, lamentó.

Por su parte, Edith Amundaray se queja de que los 500.000 bolívares de queso duro que compró no le van a durar más de dos días. “En mi casa somos cinco personas. Este queso es para dos comidas. Pero hay que conformarse, porque carne ya no se puede comprar”, expresó.

- Publicidad -

Mientras tanto, Jeimer Córdoba, de Comercial Jeimer, asegura que la mayoría de sus compradores pasó de adquirir regularmente un kilo de queso a hacer compras de 300 gramos. Agrega que su producto más vendido es el queso duro, que cuesta 1.840.000 bolívares por kilo; seguido de la mortadela, que está en 2.200.000; y el jamón de espalda, que se ubica en 2.800.000.

Con información de La Verdad de Vargas.

- Publicidad -