Cámara Inmobiliaria: Rumores sobre revisiones de residencias desocupadas pueden producir delitos

0
2510
- Publicidad -

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela se pronunció con respecto a las noticias y mensajes en redes sociales sobre una supuesta campaña de visitas a residencias privadas por personas vinculadas con consejos comunales para censar las desocupadas y apropiarse de ellas bajo el nombre “Ubica tu casa”. Señalan que estas informaciones han generado inquietud y zozobra entre ciudadanos.

En un comunicado, el gremio reafirma que “el Estado debe garantizar a toda persona el ejercicio de los Derechos Humanos, lo que es obligatorio para todos los órganos del Poder Público (art. 19 de la Constitución), y el derecho a la propiedad privada y a la vivienda son Derechos Humanos fundamentales consagrados en la Carta Magna (art. 82 y 115).

“El artículo 47  prevé que el hogar doméstico, el domicilio y todo recinto privado de persona son inviolables. No podrán ser allanados, sino mediante orden judicial, para impedir la perpetración de un delito o para cumplir de acuerdo con la ley las decisiones que dicten los tribunales, respetando siempre la dignidad humana”, expresa la cámara.

- Publicidad -

Por lo tanto, la entidad manifiesta que “ninguna persona puede pretender realizar actuación o averiguación alguna con respecto al estado de ocupación de cualquier inmueble, sin primero acreditarse debidamente y luego de presentar la orden que lo autorice”. Agrega que los administradores, las juntas de condominio y los vecinos en general tienen el derecho y el deber de rechazar cualquier acción de personas que de manera individual o colectiva pretendan recabar información privada con respecto al estado de ocupación de cualquier inmueble.

Destaca que todas las informaciones hasta ahora publicadas en portales o redes sociales se refieren a casos aislados y que no hay ninguna certeza de la identidad de las personas u organizaciones que presuntamente están realizando las actividades denunciadas. Aducen que ello sugiere que no se trata de una práctica oficial, sino de una serie de rumores que pueden desembocar en “una acción delictiva promovida por aprovechadores de oficio, que pretenden obtener prebendas en la situación de precariedad que muchos de nuestros compatriotas están confrontando”. “Debemos hacer frente a los rumores no promoviéndolos, y a las pretensiones de los delincuentes impidiendo el acceso a nuestros hogares y apoyando a nuestros vecinos”, concluye la cámara.

- Publicidad -