Intervención atípica

La falta de solvencia no motivó la medida, lo que marca una diferencia con la reciente historia financiera

0
2154
banesco
- Publicidad -

Las reacciones a la intervención puertas abiertas de Banesco continúan.

Rechazan el atropello contra la propiedad privada, la arbitrariedad de la medida, el momento político, la amenaza contra la estabilidad del sistema de pagos en el país, entre otras realidades. 

Esta vez quisiera detenerme en la naturaleza de la medida. En la historia reciente del sistema financiero las intervenciones se han debido a la falta de solvencia. Recordemos la intervención a puerta cerrada del banco Federal en 2010. Para ese entonces la Superintencia de Bancos y Fogade alegaron en resumen las siguientes razones:

  • No mantuvo el saldo mínimo por encaje legal requerido por el Banco Central de Venezuela (BCV). Este se trata de un fondo que se debe mantener y no puede ser disminuido ante el BCV. Este depende de los depósitos que tenga la institución, la misma puede variar de mes a mes.
  • Para el mes de mayo el Banco Federal tenía un descalce de 2.526 millones de bolívares fuertes. “Es el tema de los activos liquidables y los exigibles”.
  • No cumplió con los porcentajes mínimos del 12% de coeficiente patrimonio activo y del 8% para el coeficiente de operaciones contingentes, que representa la solvencia patrimonial del banco.
- Publicidad -

Aunque las razones políticas también se discutieron para la intervención de este banco, si estaban presentes los indicadores para justificar la medida.

En el caso actual de Banesco, no hemos conocido aún los números que justificarían la intervención. Este caso es diferente por así decirlo. Las autoridades basan la medida en la presunta vinculación de directivos en mafias cambiarias. Analistas señalan que en este caso no correspondía aplicar una intervención sino una multa, siguiendo lo estipulado por la ley.

Pero el hecho se consumó y ahora se especula qué pasará con el banco.

Primero hay que insistir que la junta administradora tomó el control y en 90 días debe emitir una serie de recomendaciones sobre el destino de la entidad. También la ley establece que puede decretarse una prórroga de otros 90 días.

Al pensar en las recomendaciones hay dos escenarios posibles: la estatización y la subasta. Si se recomienda subastar el banco pasaría a manos de un grupo financiero que esté interesado.

Esta semana veremos si en la práctica la toma de control de Banesco tendrá realmente un impacto en la cotización del dólar paralelo, que es una de las motivaciones reales que aseguran tuvo el gobierno para adoptar la medida.

Es importante aclarar a los lectores que en este tipo de casos no se activa Fogade porque es a puertas abiertas y no se requiere su participación.

- Publicidad -