DESCIFRANDO EL MERCADO: Salario integral es insuficiente para comprar 1 kilo de carne

0
3200
carne
carne
- Publicidad -

Caracas.- En una revisión de los precios de los alimentos en Caracas durante la última semana, encontramos que el salario mínimo integral de un mes de los venezolanos, 1.307.646 bolívares, apenas alcanzó para comprar un kilo o casi un kilo de carne roja picada o molida en algunos establecimientos puntuales,  tomando en cuenta precios “moderados” en supermercados entre 995.000 y 1.145.000 bolívares o en mercados populars donde se consiguió entre 1.000.000 y 1.390.000 bolívares por kilo.

Según el último incremento salarial del 58 por ciento decretado por el presidente Nicolás Maduro, a partir del pasado mes de febrero, el sueldo base de un trabajador en el país quedó en 392.646 bolívares, monto que alcanzaría para uno o dos trozos de carne y el bono de alimentación establecido en 915.000 bolívares resulta también insuficiente para adquirir un kilogramo del producto.

De acuerdo con el recorrido realizado por Descifrado, el ingreso total de un trabajador resultó insuficiente para comprar el kilo de este alimento en puestos informales de venta de carne, donde el precio se ubicó  en 1.689.000 bolívares.

- Publicidad -

Los consumidores en diferentes zonas del país se quejan que más de un millón de bolívares se necesita para comprar el kilogramo de carne, por lo cual resulta cuesta arriba contar con esta proteína en la mesa.

Cada semana e incluso a diario, se disparan los precios y no hay quien detenga los “ajustes en los costos”, expresó una consumidora en un supermercado en Caracas, quien exhortó  a la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), a revisar los costos de los alimentos, en particular de las proteínas. Aseguró que el hambre y pérdida de la calidad de vida, se acentúan a diario.

Según un análisis de la firma Ecoanalítica, “la realidad venezolana se resume en desafíos cotidianos para la población. En lo que va de año, hemos acumulado 528,6% de inflación, mientras que los salarios se han quedado rezagados. Los hogares, para poder sobrevivir, deben administrar rigurosamente sus ingresos”.

El alerta de los especialistas es que se atienda el problema económico de manera estructural, con políticas claras como la recuperación de la autonomía del BCV, se levanten los controles que acaben con las distorsiones y se ataque el principal enemigo de los ciudadanos que es el proceso inflacionario.

- Publicidad -