Siguen apagones en Mérida a pesar del fin del racionamiento

Denuncian que durante este fin de semana los corte de luz superaron las cinco horas.

0
687
- Publicidad -

Una que vez el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, anunció desde la termoeléctrica “Don Luis Zambrano” de la ciudad de El Vigía la suspensión del plan de racionamiento de luz a partir del 12 de abril en los estados Mérida, Táchira, Trujillo, Barinas, Portuguesa y el alto Apure, los habitantes de Mérida padecieron cortes prolongados de luz este sábado, los cuales superaron las cinco horas hasta en dos bloques.

Los cortes de luz continuaron después del 12 de abril en toda la entidad andina donde se reportaron apagones de dos y tres horas, pero este sábado se agudizaron, pues ocurrieron al menos tres veces al día entre tres y seis horas continuas, así como constantes fluctuaciones del voltaje, lo que causó molestia en los merideños quienes en un principio se sintieron aliviados de no padecer más el racionamiento que comenzó prácticamente a finales del mes de febrero con un apagón de más de 16 horas, según reseña un trabajo de El Universal.

La veracidad de la información aportada por el ministro Luis Motta Domínguez quedó en tela de juicio y a decir del profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Los Andes (ULA), Pedro Mora, los cortes de luz van a continuar en toda la zona andina y occidental del país.

- Publicidad -

“Se acabó el cronograma de racionamiento pero no el racionamiento en si porque ahora se va la luz a cualquier hora del día, de la noche, varias veces al día, porque no hay forma posible que con los megavatios suministrados por el Sistema Eléctrico Interconectado, más lo generado en la zona andina, puedan soportar la carga que en estos momentos comienza a crecer, ya que los meses de mayo, junio y julio son los meses de mayor demanda de luz en el país, debido al aumento de las temperaturas”, aseguró el académico.

De la generación real de energía eléctrica, el profesor Pedro Mora aseguró que se está generando 250 megavatios de alrededor de 800 megavatios instalados, “no hay generación hidráulica, el día que tengamos la represa de La Vueltosa y Borde Seco arregladas en su problema mecánico porque no cierran bien, habrá generación hidráulica, ahora se está perdiendo el 30% del aporte en agua que tienen las represas”, dijo.

En cuanto a la generación termoeléctrica, Mora acotó que la misma es de 260 megavatios de una capacidad instalada de 1.800 megavatios, lo que se traduce en un déficit de generación de energía a través de las plantas termoeléctricas que hay en el occidente de Venezuela.

“No hay generación eléctrica disponible en la zona, no disponemos de un sistema interconectado que nos pueda permitir suplir la demanda que en estos momentos comienza a subir en la zona debido a que se registrarán altas temperaturas y el problema climatológico obliga al uso de más equipos de refrigeración”, dijo el profesor de la ULA.

LEA EL TRABAJO COMPLETO EN EL UNIVERSAL 

- Publicidad -