La tarjeta “Mi Negra” dolarizada

Falcón coquetea con el populismo sin complejos.

0
2811
- Publicidad -

¿Candidato que no haga ofertas populistas no gana en Venezuela? Es la pregunta que también se convirtió en afirmación en las redes sociales  luego que el asesor económico de la campaña del candidato Henri Falcón, Francisco Rodríguez, anunciara que de llegar al poder asignaría un bono en dólares a los más necesitados. El beneficio que denominaron “tarjeta solidaria” me recordó la vapuleada tarjeta Mi Negra que ofreció Manuel Rosales en su época de aspirante a la presidencia.

Rodríguez intentó adelantarse a las críticas que calificarían la propuesta como absolutamente populista, al señalar que se trata de un recurso técnico para mejorar la situación económica en el país, según reseña un artículo de opinión publicado en el portal Venpress.

Con este elemento coincidieron algunas personas en las redes al señalar que sin duda de producirse un cambio de gobierno, será necesario establecer ciertas cuotas de ayuda a la población.

- Publicidad -

Particularmente creo que esta posición es razonable en parte. Primero porque es verdad que se va a necesitar ayuda del gobierno que a su vez debe recurrir a la asistencia internacional para poder hacer frente a los compromisos de la República. Sin embargo, no veo la razón de ofrecer el pago de un bono en dólares pues a mi juicio es aceptar que la inflación seguirá imparable y que no tienes herramientas fiscales para recuperar el valor del Bolívar.

Ya el economista Francisco Rodríguez ha mencionado la necesidad de dolarizar la economía, pero esta no es una decisión que se tome por arte de magia ya que debe ir acompañada por políticas fiscales que compongan el escenario y requiere tiempo.

Falcón coquetea con la fórmula chavista de la dádiva, del dinero fácil, obtenido sin trabajar, solo por “el yo me lo merezco y el gobierno tiene que darme”, tal como lo hizo en su momento Rosales y hasta Capriles en algunos planteamientos.

¿Falcón se acerca al chavismo más que al madurismo? ¿Será su presencia la alternativa del chavismo no radical para tomar las medidas políticas y económicas que los más radicales y mucho menos el madurismo pueden tomar?

Personalmente me desagradan las propuestas de Falcón y su origen militar, pero reconozco que es posible que el ánimo del país opositor se mueva a favor de ir a votar en las presidenciales y termine el ex gobernador de Lara capitalizando. Sería una agradable sorpresa que de ganar la contienda actúe a favor de la recuperación de la estabilidad económica e institucional de la nación y eso es finalmente a lo que todos debemos aspirar.

 Ginette González

- Publicidad -