El fraude con el billete de 100.000 bolívares

La improvisación y apuro en materia monetaria salió a flote en este caso

0
3803
- Publicidad -

Meses atrás los comerciantes minoristas comenzaron a reportar la introducción al sistema de billetes de 100 mil falsos. Bodegas  populares de los barrios se Caracas recibieron estas falsificaciones sin saber que lo eran pues no estaban familiarizados con el nuevo billete. Al percatarse del fraude decidieron no aceptarlos más. A partir de ese momento el billete de 100 mil no solo implicaba la dificultad de obtener cambio sino la presunción de estafa.

Las mafias que se dedican a la falsificación son muy activas en el mundo. Como muchos de ustedes saben, en Estados Unidos al pagar algún servicio o producto con un billete de 100 ó 50 dólares, su autenticidad es verificada con mayor detenimiento. La incorporación del nuevo billete de 100 mil con un nuevo elemento de seguridad, a partir de este miércoles por parte del Banco Central es la admisión de esta grieta en el sistema, según reseña un artículo publicado en el portal, Venepress 

La improvisación y apuro en materia monetaria salió a flote en este caso, pues recordemos como se incorporó la especie de 100 mil circulando hasta hoy. El anuncio fue hecho por el Presidente Maduro en una cadena de radio y televisión, asumiendo el rol de autoridad monetaria. Para ese entonces muchos dijeron que su emisión era el reconocimiento de una inflación desbocada. Si bien se especulaba sobre su impresión, se esperaba antes el anuncio del billete de 50 mil.

- Publicidad -

La pregunta sobre si fue posible tomar mejores medidas de seguridad es obligatoria hacerla, la respuesta es muy probable que sea positiva. Quizás ya entrando en el terreno de la especulación,  ese elemento adicional requería más tiempo y dinero y el BCV no estaba dispuesto a asumir esos costos.

Lo cierto es que el fraude obligó a emitir la nueva especie. El BCV ha especificado que coexistirán ambas versiones del billete de 100 mil lo que no genera confianza y deja a los tenedores del primer modelo prácticamente con ese dinero en las manos.

- Publicidad -