Chacao planifica el primer barrio chino de Venezuela

0
2993
El Universal
- Publicidad -

El Bosque quiere ser algo más que una cuadra de China en Caracas. Que allí se establezca un Chinatown es una antigua aspiración de los asiáticos que hacen vida en la ciudad y de la asociación de vecinos de la urbanización. A la idea, que se conversa desde hace veinte años, se le dio aires de formalidad el pasado 18 de febrero en la Feria del Año Nuevo Chino del perro 2018, según reseña El Universal.

Ese día, desde la Asociación China de Caracas en El Bosque, el alcalde de Chacao, Gustavo Duque, anunció que se están iniciando las conversaciones para que las dos cuadras que van desde la avenida Libertador hasta la principal de El Bosque se conviertan en el primer barrio chino de Venezuela con negocios alegóricos a su cultura y gastronomía.

“La iniciativa cuenta con el apoyo de la alcaldía y de la Embajada de China y se concretaría con recursos económicos privados. Repotenciaríamos esa zona para convertirla en un atractivo turístico de la ciudad”, explicó Duque.

- Publicidad -

Michelle Zhang, secretaria general de la Federación Juventud de Jiang Men Wuyi China-Venezuela, precisó que el proyecto contempla la renovación urbana del sector que se ambientaría con arquitectura y mobiliario moderno chino sin dejar a un lado lo tradicional: reproducciones de pagodas, arcos emblemáticos y faroles originales. “Algo similar a lo que existe en otros países de la región como Brasil, Argentina, y Perú, y por qué no hacerlo en Venezuela donde la comunidad tiene más de cien años”, dice Zhang. El Chinatown más antiguo es el de San Francisco, creado en 1840 y el de Nueva York, es uno de los más famosos y el más poblado de todos con más de 800 mil asiáticos.

Zhang agrega que la nueva generación de la sociedad china en el país está integrada por jóvenes que nacieron en Venezuela, como ella, “y que quieren quedarse aquí, son profesionales y dominan el idioma español”.

“Queremos compartir más nuestra cultura con la sociedad venezolana, que se siente muy atraída por nuestras tradiciones. Los que estamos aquí tenemos que seguir avanzando a pesar de las dificultades. Las crisis hay que enfrentarlas sin esconderse”, enfatiza.

A los vecinos de El Bosque les seduce las mejoras que el barrio chino traería a la zona: recuperación del pavimento y de las áreas verdes, instalación de cámaras para reforzar la seguridad, y darle mayor vida a una urbanización que al encontrarse en una zona limítrofe entre dos municipios (Libertador y Chacao) se ha sentido abandonada por años.

Rodrigo Eleizalde, presidente de la asociación de vecinos de El Bosque, reconoce que se trata de un proyecto ambicioso en medio de la crisis económica y social que golpea al país y en un momento en que la comunidad asiática ha mermado.  Asegura que en año y medio 220 mil chinos han dejado Venezuela para probar suerte en países de Centroamérica y Sudamérica y otros han regresado a su lugar de origen.

Lea más aquí 

- Publicidad -