“Las expectativas del nuevo Dicom son negativas por la falta de claridad y transparencia”

Según el economista Buniak “cualquier esquema cambiario que el gobierno proponga tiene un factor crítico de éxito y es la disponibilidad de divisas para alimentarlo”.

0
915
- Publicidad -

Las casas de cambio que reciban divisas deberán ingresarlas como una oferta privada  en el sistema Dicom para que las mismas alimenten a los sectores productivos que demandan moneda extranjera.

Así lo anunció el presidente del Comité de Subasta del Dicom, Pedro Maldonado, quien precisó que esta semana se realizará la primera subasta bajo el nuevo esquema cuya característica fundamental es que la República no participará como oferente, puesto que será un mercado privado, según reseña El Universal.

Sin embargo, existen expectativas en los factores económicos en cuanto a las reglas que regirán el nuevo esquema, especialmente con respecto a la paridad y a cómo se mantendrá el mercado con suficientes divisas para cubrir la demanda.

- Publicidad -

En este sentido, el economista, Leonardo Buniak, sostiene que “cualquier esquema cambiario que el gobierno proponga tiene un factor crítico de éxito y es la disponibilidad de divisas para alimentarlo”.

Precisó que las divisas del mercado privado podrían provenir de cuatro fuentes fundamentales como son: la inversión extranjera directa, que asegura  es igual a cero en este momento; las exportaciones privadas que califica como marginales porque 98% del ingreso proviene del petróleo; el turismo extranjero, que en su opinión es muy bajo  y las remesas del exterior que señala son incipientes.

El economista se pregunta  si alguien va a estar interesado en recibir remesas para que se coticen en el mercado oficial cuando puede cambiarlas en el mercado no oficial.

Destaca que para desaparecer al mercado paralelo es necesaria la  unificación cambiaria, “tenemos que eliminar todos los diferentes  tipos de cambio que existen”.

“El mercado no oficial está sumamente volátil, por un problema de credibilidad y  confianza puesto que, los agentes económicos consideran que la economía marcha mal y no se prevén cambios”, dijo.

Para Buniak las  expectativas del nuevo Dicom son negativas por la falta de claridad, transparencia y  la ausencia de una política económica que indique que el Gobierno tiene los instrumentos para superar la crisis.

- Publicidad -