Gobierno podría intentar maniobras de efectividad dudosa para bajar el dólar paralelo antes de elecciones

0
1659
Dólar bonos
- Publicidad -

Caracas – Aunque el Consejo Nacional Electoral no ha hecho ninguna convocatoria oficial, el presidente Nicolás Maduro ha iniciado una espcie de “precampaña” con miras a ser reelecto para un período adicional de seis años. Lo hace en medio de la peor crisis económica que el país ha experimentado al menos desde el fin de las guerras civiles. La extrema escasez y la hiperinflación hacen la vida del ciudadano común cada vez más difícil. Y aunque, para muchos, los indicadores macroeconómicos no son fáciles de entender, hay uno que es a menudo usado para medir el deterioro: la cotización del dólar paralelo.

No se ven en el horizonte medidas por parte del Gobierno para acabar con el mercado negro de divisas. Sin embargo, sí pudiera haber aproximaciones para frenar o hasta bajar al dólar innombrable a corto plazo, con los comicios en mente. Entre tales esfuerzos estarían el relanzamiento del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario (Dicom) y la implementación de la “criptomoneda” petro.

Al margen de estos dos, el oficalismo podría intentar otras cosas. Una por ejemplo, sería la promoción de la minería de criptomonedas reales (bitcoin, ether, etc; no el petro) para que las personas que buscan algún tipo de activo transable acudan a ellas en lugar del dólar. Sin embargo, varios economistas son escépticos sobre la efectividad de esa maniobra.

- Publicidad -

Asdrúbal Oliveros, socio director de la firma Ecoanalítica, reconoce que ha habido un creciente interés por las criptomonedas en el país y no descarta que el Gobierno reconozca las ganancias que la actividad pueda brindarles. Sin embargo, sostuvo que la masificación de este sistema no puede darse de la noche a la mañana y prevé que la minería se mantenga como actividad restringida a una minoría, a aquellos que puedan importar las máquinas (valoradas en cifras de cuatro dígitos en dólares). Además, expresó que el tipo de cambio implícito con las criptomonedas terminará pareciéndose a lo que marque el mercado paralelo de dólares, y que como mucho se mantendrá un por debajo de dicho indicador.

El director de Capital Market Finance, Jesús Casique, tampoco cree en la efectividad de las criptomonedas como forma de bajar el dólar. Argumentó que se necesita un marco jurídico que termine de regularizar la minería para generar confianza, a pesar de la apertura tácita que el Gobierno ha permitido. Recordó que organismos de seguridad del Esado han incautado máquinas en el pasado.

Otra medida hipotética podría ser la tolerancia de actividades de permuta. Pero Casique no cree que ello sirva. Explicó que, en el contexto de la degradación de la deuda venezolana por los retrasos en el pago de compromisos, no habrá confianza ni estímulos para tomar parte en tal sistema. También recordó que en 2010 el gabinete económico (entonces encabezado por Jorge Giordani como ministro de Economía y Finanzas) culpó por la inflación a las operaciones de permuta, lo que llevó a una oleada de detenciones de propietarios de casas de bolsa.

El diputado a la Asamblea Nacional (PJ, Miranda) y economista Ángel Alvarado reconoció que una operación que permita la permuta (cosa que, dijo, sí se puede lograr con el petro) posiblemente dé un poco de profundidad al mercado y baje el elemento especulativo de la divisa cotizada en el mercado negro.

“El dólar paralelo tiene un componente de fundamento de la economía, que tiene que ver con la liquidez monetaria, y que explica más o menos, según mis cálculos, el precio de la mitad del dólar paralelo. Pero la otra mitad también se da por formación de expectativas y esa profundidad del mercado podría disminuir con un mercado permuta legalizado, o dependiendo de cómo se implemente el Convenio Cambiario No. 39 (sobre el Dicom relanzado). Yo no veo una bajada del dólar somplemente cambiando expectativas, porque estas no son lo relacionado con la profundidad del mercado, sino también con la situación del país. No obstante, pudiera tener un ligero impacto”, manifestó.

Casique sí ve posible que una oferta mayor de divisas por personas naturales y jurídicas para conseguir bolívares con los que pagar impuestos contribuya a frenar brevemente el alza del paralelo. Sin embargo, inidicó que debe considerarse la caída drástica en la productividad del sector privado y las consecuencias que ello pueda tener en la capacidad para ofrecer dólares. A manera de ejemplo, afirmó que “68% del tejido industrial nacional está ocioso”.

Para Asdrúbal Oliveros, cualquier intento de bajar el tipo de cambio paralelo se estrellará inevitablemente contra la inyección desbocada de bolívares sin respaldo por las autoridades monetarias, lo que produce más inflación y devaluación. Pronosticó que este crecimoento de la base monetaria se mantenga durante la campaña de Maduro, puesto que el Ejecutivo incrementará sus gastos para buscar votos.

El especialista insistió que, de todas formas, acabar com el mercado negro de dólares no pondrá fin a la crisis. Reafirmó que para ello urge un plan de estabilización macroeconómica con reformas de mucho más alcance y énfasis en la responsabilidad fiscal para contener la hiperinflación. Así pues, el panorama cambiario y económico en general sigue luciendo sombrío. De qué manera influirá eso en las elecciones presidenciales aún está por verse.

- Publicidad -