Opinión | El suspenso que envuelve al “Petro”

0
1999
- Publicidad -

Caracas – Una de las bases de la “propuesta económica revolucionaria” fue dejar de depender del petróleo como única fuente de ingreso. Sin embargo los hechos demuestran un rotundo fracaso de esta promesa o intención, pues en la actualidad dependemos aún más del petróleo que en 1999. Tanto que estamos presenciado el nacimiento de una moneda cuyo principal respaldo son nuestras reservas petroleras, una “riqueza” que aún no ha sido extraída y que seguramente ya no disponemos de la suficiente tecnología para hacerlo de manera autónoma.

El gobierno busca por todos los medios seguir acorralándonos en el plano de lo abstracto, de las ideas de lo futurible, pues en el terreno de la práctica, lo real y de la acción tiene todas las de perder. Una vez más nos encontramos ante la fórmula chavista de la “venta de la esperanza” usada hasta el cansancio.

Ahora en el discurso oficial, el Petro promete ser el camino para lograr la autonomía económica y soberanía que necesitamos, aunque en las calles este concepto no sea palpable y menos comprensible.

- Publicidad -

Economistas optimistas señalan que lo que buscan realmente con esta moneda virtual es abrir una brecha para lograr bajar la presión que imponen el control de cambio. Sin embargo, hay muchas dudas que aclarar sobre este aspecto pues lo principal que debe tener una moneda para que la gente la quiera  es “confianza” y dudamos que cualquier iniciativa monetaria del gobierno la tenga en la actualidad.

En su último informe para Torino Capital el economista Francisco Rodríguez plantea una serie de inquietudes, de las cuales me parece útil reproducir algunas para el análisis. La primera tiene que ver con el respaldo de la criptomoneda.

“Un problema clave es qué significa exactamente el ‘respaldo’ de la nueva moneda con petróleo…el petróleo que respalda al Petro no ha sido extraído del subsuelo, por lo tanto, es físicamente imposible darle al tenedor del Petro un activo a cambio de su moneda”.

En segundo lugar, su comerciabilidad y posibilidad de canje.

“…el tenedor del Petro podrá realizar el cambio del valor de mercado del cripto-activo por el equivalente en otra criptomoneda o en bolívares al tipo de cambio de mercado publicado por la casa de intercambio de criptoactivo nacional… Lo que resulta clave es qué considera el gobierno un ‘tipo de cambio válido'”.

El informe destaca que una posibilidad es que el gobierno no regule la tasa a la cual el Petro puede ser cambiado por bolívares. Si los Petros también pueden ser cambiados por dólares (o por otra criptomoneda que tenga valor en dólares), esta transacción puede servir para establecer un tipo cambio implícito determinado por el mercado.

Como otras de las características oficiales es no dar la información completa y dejar suficiente espacio para la especulación, las respuestas a estas inquietudes se mantienen en suspenso. Mientras tanto para algunos se puede colar el destello de una esperanza, mientras que para otro estamos una vez más ante otro producto de la fábrica roja de ilusiones.

Por @ginettegm / Venepress.

- Publicidad -