El “Strike” de la Corporación Andina de Fomento

La circunstancia que vive Venezuela es especial o al menos “inédita” como le gusta decir a los revolucionarios. Es absurdo pensar que el directorio de la CAF no analizó en detalle la situación del país y el grave estado de deterioro económico, el cual le ha impedido responder a tiempo a los compromisos adquiridos a nivel internacional.

0
2310
SONY DSC
- Publicidad -

La dinámica social, económica y política ha hecho pasar “por debajo de la mesa” un hecho de singular importancia como lo es el crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) al gobierno de Venezuela por 400 millones de dólares.

De interés: DESCIFRANDO EL MERCADO: Cebolla aumentó 420 % entre noviembre y diciembre

Luego de varios intentos, la administración Maduro, logra obtener esta línea de liquidez para el Banco Central de Venezuela. En términos nada académicos, el Ejecutivo consiguió dinero fresco, a pesar de su deteriorada apreciación en el mercado financiero internacional y de las tan sonadas sanciones con el aval de naciones como Colombia y Perú.

- Publicidad -

Textualmente el anuncio del banco de desarrollo destaca que “este financiamiento forma parte de la estrategia de CAF de brindar apoyo macroeconómico a sus países miembros con el propósito de contribuir a la estabilidad económica regional”.

Además, destacan que en los últimos tres años han otorgado 1.500 millones de dólares en este tipo de operaciones a favor de 11 países de América Latina y El Caribe.

Sin embargo, la circunstancia que vive Venezuela es especial o al menos “inédita” como le gusta decir a los revolucionarios. Es absurdo pensar que el directorio de la CAF no analizó en detalle la situación del país y el grave estado de deterioro económico, el cual le ha impedido responder a tiempo a los compromisos adquiridos a nivel internacional.

Los “chismes de pasillos” señalan que se trata de un dinero que no se le podía negar al país porque le correspondía como contraprestación a los aportes realizados al banco de desarrollo en su carácter de miembro de la institución.

Sin embargo en su página web se despliega toda una explicación sobre los créditos que suele otorgar, dentro de los cuales tienen mayor peso aquellos que están atados a un proyecto de desarrollo. Como periodista acudí a varias presentaciones de los balances de la CAF y en todos se destacaba con orgullo las inversiones hechas en proyectos que permitían transitar el camino del desarrollo sustentable por parte de los estados afiliados.

A continuación me tomo la libertad de reproducir un extracto en el que la CAF expone la naturaleza primordial de sus créditos.

“Los préstamos son la principal modalidad operativa de CAF, y pueden ser de corto plazo (1 año), mediano plazo (de 1 a 5 años) y largo plazo (más de 5 años), dentro de los cuales pueden haber diferentes tipos: Préstamos para comercio (Preembarque y Post embarque) y capital de trabajo, préstamos para proyectos y de garantía limitada. CAF podrá financiar operaciones con riesgo soberano y operaciones de clientes con riesgo no soberano. Los préstamos pueden otorgarse en cualquiera de las etapas de ejecución de los proyectos; sin embargo, bajo ciertas circunstancias, y en el contexto de una relación crediticia integral, CAF tiene licencia para conceder préstamos para el desarrollo de operaciones comerciales orientadas hacia el fomento de las exportaciones, y de capital de trabajo a empresas o instituciones financieras”.

Mientras tanto en la Asamblea Nacional aseguran que esta línea de crédito otorgada por la respetada corporación, al final financiará el gasto público. El diputado, Ángel Alvarado señala que para nadie es un secreto que el BCV no es autónomo y financia al gobierno, por lo que es fácil deducir cuál será el destino de la línea de crédito que la CAF otorgó al ente emisor.

En segundo lugar los parlamentarios indican que la CAF ha beneficiado a un gobierno que está en default con varias de sus acreencias, por lo que su capacidad de pago está oficialmente en “entredicho”.

Otro de los aspectos que enturbian la acción del banco de desarrollo es que Ramón Lobo, titular de las Finanzas Públicas no tiene la facultad de firmar acuerdos para contraer deuda en nombre de la República, pues la Asamblea Nacional no ratificó su nombramiento.

Esperamos conocer pronto la modalidad bajo la cual la CAF otorgó el financiamiento, pues ni siquiera el gobierno ha hecho propaganda de esta noticia que le regala un poco de “oxígeno” cuando está contra “las cuerdas”.

Como ciudadana claro que quisiera que al país llegaran recursos que permitan recuperar la infraestructura y el aparato productivo, pero dinero fresco para financiar el gasto corriente de un gobierno que no da “oxígeno” a sus connacionales, no luce edificante. Quizás en la explicación que la CAF le de a la Asamblea esté la respuesta.

Más información: DESCIFRANDO EL MERCADO: Queso blanco se acerca peligrosamente a los 300 mil bolívares por kilo

- Publicidad -