¿Realmente Dólar Today es el enemigo de todos?

0
748

Al inicio de la semana escuché a uno de los diputados de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, señalar con contundencia: “Todos en Venezuela somos enemigos de Dólar Today”.

Una primera reacción fue de total acuerdo, pues ¿quién puede aspirar vivir en una economía donde el valor del dólar estadounidense, es determinado por una página de origen misterioso que establece que cada vez más bolívares son necesarios para comprar un dólar?

En una segunda lectura queda claro que la frase es solo para la retórica política. Las razones son realmente protuberantes y saltan a la vista. Desde el nivel más obvio,  la cotización de Dólar Today es perfecta para aquellos que aún reciben dólares a Bs 10 para alimentos y medicinas, pues al voltearse lo pueden vender sobre los 80 mil bolívares, según las últimas cotizaciones dadas a conocer por el famoso portal. Sin mayor esfuerzo.

Pero este análisis básico se queda corto, pues la existencia de Dólar Today favorece no sólo a los sectores identificados con el Gobierno , sino a  factores vinculados a quienes le adversan, de eso que no haya duda.

Lo que sucede es que no es “conveniente” o “políticamente correcto decirlo”, pues estaríamos pisando algunos “callos cercanos”.

Las cotizaciones de Dólar Today favorecen a los que han hecho de ser oposición un negocio, los que no quieren que las cosas cambien en el fondo, porque reciben donaciones de gobiernos y organizaciones gubernamentales. De haber un cambio de panorama quizás la ayuda financiera no llegará de manera tan expedita.

Dólar Today tampoco hace daño a las empresas que reciben financiamiento del exterior, pues a través de una simple operación y con una mínima inversión pueden sostener nóminas y proyectos de trabajo.

Perjudica sí a la empresa local, a la manufactura, al emprendimiento sin respaldo internacional.

La frase “Todos en Venezuela somos enemigos de Dólar Today” no se sustenta  por razones muy elementales que no están de más recordar.

En la Comisión de Finanzas de la AN usaron la premisacomo parte de una presentación donde explicaban la necesidad impostergable del desmontaje del control de cambio, sistema que en febrero de 2018 cumple 15 años distorsionando la economía nacional.

El diputado José Guerra sostiene que en el país debe operar un régimen de flotación administrado que permita el libre acceso a las divisas. Por su parte el parlamentario y economista Ángel Alvarado, aclara que debe haber supervisión necesaria para evitar los estragos que suelen causar los llamados capitales golondrinas, que viven de la especulación y de sacar provecho en los peores escenarios económicos.

Proponen un tipo de cambio único que se encuentra muy distante de la cotización paralela actual. Para el diputado Rafael Guzmán, la paridad actual bolívar-dólar debe oscilar entre Bs  8 y 10 mil; mientras que para Guerra se ubica entre Bs 15 y 20 mil.

Con el desmontaje del control también se crearía una vía legal para que ingrese al sistema de manera regular el dinero proveniente de las remesas que mandan los venezolanos que se encuentran en el exterior. Según cifras de la Asamblea Nacional al cierre de este año habrán ingresado al país mil millones de dólares que solo pudieron ser transados en el mercado negro.

La decisión de levantar el control de cambio por sí sola no garantiza ganar la batalla contra la inflación, pues es necesario que una medida de este tipo sea acompañada por políticas que logren poner freno a la expansión del gasto fiscal.